Rubiales destapa el “despilfarro” de Larrea en los viajes de la RFEF

El presidente de la Federación critica la contratación de unas “macrovacaciones de lujo” para el Mundial, lo que reducirá las primas de los jugadores

32
Luis Rubiales, en un acto reciente.
Luis Rubiales, en un acto reciente. / E.P.
Publicidad

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, se mostró visiblemente enfadado por el coste del viaje “pactado” a Rusia para el Mundial de este verano, contratado supuestamente por Juan Luis Larrea como presidente interino del organismo, que se acerca a los “dos millones de euros”, y lamentó el “despilfarro tremendo” que afectará a la prima de los jugadores.

“Lo que me ha producido un tremendo enfado es que hay un viaje pactado para directivos, para patrocinadores y familiares que ronda los dos millones de euros. Me parece un despilfarro tremendo, estoy muy, muy enfadado porque directivos que estaban en un momento de transición hayan cerrado esto”, señaló ante los medios de comunicación en Villarreal.

En este sentido, el mandatario federativo explicó que el paquete no es reembolsable. “Además, no lo podemos devolver. Creo que debemos viajar, que se debe invitar también a los familiares de los futbolistas, a los directivos y a los patrocinadores, pero organizar unas macrovacaciones de siete u ocho días en hoteles de superlujo… La Federación no está para eso. Ahora nos lo vamos a ‘comer con papas’, pero a partir de la Eurocopa o el próximo Mundial las cosas no se van a hacer así”, indicó.

“Ya no se puede devolver, por lo tanto, se va a ejecutar y se va a hacer, pero tenemos que empezar una política de contención del gasto. Lo que nos transmiten es que fue una orden verbal de Juan Luis Larrea; me parece una falta de responsabilidad tremenda, como el hecho de que siga en la UEFA y otras muchas cuestiones que, por dignidad y democracia, el fútbol español debe empezar a plantearse”, continuó.

Por ello, Rubiales incidió en el hecho de que este tipo de prácticas no se volverán a producir. “Yo no sé si son habituales, pero nuestra política es de transparencia. No puedo ocultar estas cosas, y lo que hay es el contratación de un viaje para 155 personas por casi dos millones de euros. Eso va a afectar a la negociación de las primas, porque obviamente, si el viaje hubiese costado 600.000 euros y hubiese sido un viaje de cinco días, tendríamos más margen para que retornase a los jugadores. Se han hecho las cosas así de mal, conmigo no se van a hacer así, no lo voy a permitir”, manifestó.

Por último, reconoció que “es posible que haya una novedad en la Supercopa” de este año y que se dispute a un partido. “Estamos planteándonos la posibilidad de que sea a un partido; para ello tiene que haber una compensación económica a la Federación, que pierde un partido televisado, como también a los clubes”, subrayó.