Ronaldo compra el Valladolid para competir “en otras ligas”

El exfutbolista brasileño adquiere el 51% del paquete accionarial del club blanquivioleta

74
Ronaldo, junto a Óscar Puente (izq) y Carlos Suárez (dcha).
Ronaldo, junto a Óscar Puente (izq) y Carlos Suárez (dcha). / EFE
Publicidad

El exfutbolista brasileño y bicampeón del mundo Ronaldo Nazario hizo oficial ayer la compra “a título personal” del 51 por ciento de las acciones del Real Valladolid, del que pasará a ser presidente del Consejo de Administración, con un proyecto enfocado en la afición, “competitivo, transparente, revolucionario, y social”.

‘O Fenómeno’ ofreció ayer una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Valladolid, acompañado por el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y el hasta ahora máximo accionista de la sociedad anónima, Carlos Suárez, quien no obstante continuará como presidente, junto a su equipo de gestión, en el día a día de la entidad pero con Ronaldo como “jefe”.

El exjugador de PSV, Real Madrid, FC Barcelona, Inter de Milán y la selección brasileña, entre otros, subrayó que este proceso ha sido “toda una decisión” para él y explicó que lo más importante será “la pasión” de las personas que son aficionadas del club, quienes fueron su historia y espera que sean “el presente y el futuro” del Real Valladolid.

“Esto no se va a quedar aquí, vamos a llegar hasta dónde nuestras ilusiones nos lo permitan”, indicó Ronaldo, que anunció que se va a poner a trabajar para que el club de Pucela esté entre los grandes de la Liga Santander.

Su proyecto, insistió, tiene el objetivo de “beneficiar” a los ciudadanos de Valladolid, porque son ellos quienes destinaron parte de sus recursos a permanecer “atados a sus colores”, lo que también les da derecho a “exigir resultados” ahora que su equipo “ha regresado a la categoría que merece”.
Del mismo modo, aseguró que pondrá a disposición de los jugadores “todo su conocimiento del fútbol” e intentará hacer una gestión eficaz para que tanto el club como la ciudad “crezcan”.

Carlos Suárez matizó que el acuerdo se cerró el pasado miércoles, después de unos contactos que se intensificaron a finales de julio y a principios del mes de agosto. Como el propio Ronaldo ha precisado, Suárez se mantendrá como presidente del club, un cargo en el que lleva 17 años, mientras que él será presidente del Consejo de Administración.

Suárez también informó de que la venta de sus acciones no responde a una mera “cuestión económica”, sino que ha “apostado” por él por la repercusión que otorgará al club y porque no podría haber “mejor capitán para gobernar esta nave”.