El relevo 4×400 suma otro bronce agridulce

Bruno Hortelano se desfonda a 100 metros de meta tras liderar gran parte de la carrera

40
Los relevistas españoles del 4x400 celebran la medalla de bronce tras haber liderado gran parte de la carrera.
Los relevistas españoles del 4x400 celebran la medalla de bronce tras haber liderado gran parte de la carrera. / EFE
Publicidad

El relevo 4×400 masculino aumentó a ocho las preseas del medallero español con un nuevo bronce, con 3:00.78 y a 13 centésimas del récord nacional, pero estuvo casi siempre en posición de oro. Óscar Husillos lanzó la carrera y Lucas Búa puso al relevo español primero, cuando todos se cerraron a la primera calle. Samuel García mantuvo la posición de privilegio a la espera de la traca final de Bruno Hortelano.

El velocista récord del atletismo español parecía garantizar un oro que se escapó en los últimos 100 metros, donde acusó el cansancio, después de 200 metros espectaculares, para ser sobrepasado por el belga Kevin Borlee y por el británico Martyn Rooney, en eso sí la segunda medalla para este relevo español, tras el bronce en 1998.

Un final dulce para un gran día, pero en una tarde complicada. En la final de 800 metros Álvaro de Arriba no pudo entrar en la pelea, séptimo (1:46.41). Tampoco tocó cara en los 5.000 metros, a pesar de una gran representación. Adel Mechaal se retiró a falta de poco más de 1000 metros. Toni Abadia, en cabeza gran parte de la prueba, terminó 14º y Juan Antonio Pérez 17º, en otro recital del joven noruego de 17 años Jakob Ingrebitsen.

Además, Juliet Itoya no pudo progresar en exceso en la final de longitud, con 6,38 y saltos nulos que le dejaron en la décima posición. Para la jornada de hoy, el maratón femenino y masculino acapararán la jornada matinal, con más finales en el broche que ponga fin a los Europeos.