Red Bull entra en la pomada y McLaren sigue con problemas

Una pérdida de aceite en el MCL33 hizo que el asturiano perdiera prácticamente la jornada

30
Fernando Alonso observa su McLaren aparcado fuera de la pista de Montmeló.
Fernando Alonso observa su McLaren aparcado fuera de la pista de Montmeló. / EFE
Publicidad

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) fue el más rápido en el Circuito de Barcelona-Cataluña en el segundo día de test de pretemporada en esta semana, el sexto en total, y logró meter a su equipo en la pomada con 165 vueltas y un muy buen crono (1:18.047) con el que superó a los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas.

Fue una gran jornada para el Red Bull, que había estado discreto durante la primera semana de entrenamientos oficiales en Montmeló y que el martes, con Max Verstappen, ya intuyó una mejora. Más allá de superar en tiempo a los Mercedes, que parecen seguir estando un paso por delante, ayer Ricciardo fue el piloto más rodador demostrando que este Red Bull debería ser tenido en cuenta.

Las incógnitas empiezan a desvelarse y, de momento, Red Bull pide permiso para estar en la cabeza. Ricciardo tuvo buen ritmo, logró encabezar la tabla y dar más vueltas que nadie y además cerrar el tiempo con neumático medio, menos veloz que los hiperblandos de Hamilton, segundo. También Ferrari sigue en cabeza, con Vettel cuarto pese a quedar esta vez a segundo y medio de Ricciardo.

Por su parte, Fernando Alonso (McLaren) tuvo problemas en su MCL33, que se detuvo por la mañana después de 47 vueltas a un buen ritmo y siendo por entonces el piloto más rodador, y las pérdidas de aceite que ocasionaron el paro, sin ninguna avería en el motor, retrasaron la puesta a punto del monoplaza y truncaron los planes del asturiano.

Según el jefe de equipo de McLaren, Eric Boullier, no fue un fallo propiciado por el motor sino que una pérdida pequeña de aceite hizo que el motor se apagara y que la escudería optara por estudiar a fondo lo sucedido antes de volver a poner en marcha el coche. Finalmente Alonso rodó en la parte final de la jornada y dar hasta un total de 57 vueltas en Montmeló, sólo por delante de Kimi Raikkonen (Ferrari) con 49 giros, pese a compartir la jornada con Vettel.

Esa pérdida de aceite en el McLaren cortó la buena mañana que estaba llevando a cabo Alonso, que había logrado un mejor crono de 1:19.856 que le situaba en cuarta posición. Finalmente, sin poder mejorar su tiempo, acabó sexto en la tabla del día. Pero con esa avería la escudería sigue sumando contratiempos pese a una clara mejora respecto al año pasado, después de que Stoffel Vandoorne tuviera problemas mecánicos el martes.

Carlos Sainz, por su parte, volvió a sumar kilómetros en su Renault al dar 88 vueltas en una muy productiva media jornada. Además, su 1:20.042 que le valió para ser séptimo por detrás de Alonso fue más rápido que el tiempo firmado por su compañero, Nico Hülkenberg, que no obstante se fue a las 102 vueltas.

Compartir