Real Madrid y Fenerbahce en un encuentro anterior.
Real Madrid y Fenerbahce en un encuentro anterior. / E.P.
Publicidad

El Real Madrid y el Fenerbahce, los dos últimos finalistas de la Euroliga, volverán a enfrentarse hoy en el WiZink Center (21.00/Movistar Deportes) en la jornada 25 de la Euroliga, cita a la que ambos llegan bastante cómodos tras haber firmado la clasificación para el play off y que puede suponer una buena prueba antes de retos mayores.

El Fenerbahce ya se cobró en Navidad (65-63) la revancha de la última final europea y ahora aspira a repetir una victoria con más valor simbólico que real, ya que llega como líder destacado de la competición con un espectacular balance de 21-3 que le permite aventajar al CSKA (19-5) y al propio Real Madrid (18-6).

El equipo turco incluso se ha asegurado ya su posición como cabeza de serie en las eliminatorias, el objetivo que aún le falta por culminar a los pupilos de Pablo Laso. Dos derrotas en tres jornadas han emborronado un poco su trayectoria, si bien todavía mantiene una clara ventaja sobre sus perseguidores Anadolu Efes y Barça, ambos con 15-9 y que se cruzan este viernes por lo que un triunfo ante los de Zeljko Obradovic tendría un valor añadido.

Rivales

Así, con tres victorias en sus seis últimos duelos de fase regular, el campeón tendría asegurado el factor campo y en el horizonte aún quedan rivales más asequibles como Khimki o Zalgiris Kaunas, pero superar al temible equipo del técnico serbio aumentaría la moral de un equipo que aún necesita rearmarse tras el varapalo de la Copa del Rey.

Por su parte, las tres derrotas del ‘Fener’ en esta Euroliga se han producido a domicilio (Efes, Khimki y Bayern) y su balance en Madrid tampoco invita al optimismo, ya que ha perdido en siete de sus nueve visitas al WiZink Center.

Obradovic y Laso, presidente y vicepresidente de la recién creada asociación de entrenadores de la Euroliga, volverán a dejar de lado su buena amistad durante un par de horas, duración de una cita que volverá a perderse el lesionado Trey Thompkins y que vuelve a prometer grandes duelos en todas las zonas del campo: Llull-Sloukas, Randolph-Melli, Vesely-Tavares… Mucho talento repartido entre claros aspirantes a repetir final continental.