El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, quiere a volver a confiar en el peso de Felipe Reyes en el equipo.
El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, quiere a volver a confiar en el peso de Felipe Reyes en el equipo. / e.p.
Publicidad

El Real Madrid abrirá su temporada oficial hoy visitando al Monbus Obradoiro en la segunda semifinal de la Supercopa Endesa (21.30 horas/#Vamos), torneo que en los últimos años se le ha dado mal al vigente campeón de Europa, una circunstancia de la que espera aprovecharse el anfitrión para dar la sorpresa. El séptimo año de la ‘era Laso’ se inicia en el Fontes do Sar, donde el Real Madrid comparecerá como rey de España y de la Euroliga después de cerrar otra temporada para enmarcar. El contador vuelve a ponerse a cero y el entrenador vasco debe renovar la ilusión de una plantilla que ha perdido al jugador más determinante del pasado curso, Luka Doncic.

A cambio, el equipo blanco cuenta con Sergio Llull en perfectas condiciones desde el primer día, completamente superada la grave lesión de rodilla que le lastró la pasada temporada —igual que Ognjen Kuzmic—, y con dos buenos fichajes para fortalecer su juego exterior: el escolta esloveno Kremen Prepelic y el alero argentino Gabriel Deck. Por contra, en Galicia no estarán Trey Thompkins ni Santi Yusta por problemas físicos.

Con estas nuevas armas, Laso y sus pupilos esperan empezar la temporada espabilados desde el minuto uno y olvidar las decepciones de los tres últimos años en la Supercopa, donde encadena tres eliminaciones consecutivas en las semifinales de 2015 (94-79 contra Unicaja), 2016 (93-99 frente al FC Barcelona) y 2017 (73-64 frente al Herbalife Gran Canaria).
Por el momento, en pretemporada ha dejado buenas sensaciones con pleno de tres victorias ante el San Pablo Burgos (85-98) y sobre todo en el Torneo de la Costa del Sol, donde batió al Olympiacos (80-69) y pasó por encima del Unicaja (47-96).

El Real Madrid solo ha perdido en 3 de sus 20 duelos oficiales ante el Monbus Obradoiro, aunque el equipo gallego sabe que su mejor oportunidad de lograr la cuarta victoria es a comienzo de temporada y con el empuje de su afición.

Tras haber disputado en anteriores temporadas tanto el Play off de Liga Endesa como la fase final de la Copa del Rey, el club gallego debutará oficialmente en la Supercopa Endesa, la opción teóricamente más ‘accesible’ para lograr el primer título de su historia, ya que es la que menos partidos necesita.

Liga Endesa

De la mano de Moncho Fernández, el entrenador que más años lleva al frente del mismo equipo ACB, el ‘Obra’ finalizó duodécimo en la última Liga Endesa y este verano ha renovado más de la mitad de su plantilla con la vuelta de un jugador muy querido como Kostas Vasileiadis y las contrataciones de Kendall Stephens, Vladimir Brodziansky, Maxime de Zeeuw, Andreas Obst y Tryggvi Hlinason. Aunque ha perdido a activos importantes como Matt Thomas (Valencia Basket) o Artem Pustovyi (Barça Lassa), la animosa hinchada compostelana mantiene la ilusión intacta.

El entrenador del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso, celebró que de cara a pelear por la conquista de la Supercopa Endesa, que se disputa este viernes y sábado en el Fontes do Sar de Santiago de Compostela, estén “mejor” en relación a otros años y subrayó que mantienen “el hambre” de ganar, mientras que avisó de la dificultad del anfitrión Monbus Obradoiro, un rival “muy reconocible” y ante el que tendrán que hacer “muchas cosas bien”.

“Siempre y nunca me siento favorito, no me da nada ni me quita nada serlo o no, intentamos ser siempre competitivos y esta Supercopa es una oportunidad. Debemos seguir creciendo, pero es verdad que estamos mejor que otros de cara a la Supercopa. Otros años apenas hemos podido trabajar, pero todos llegamos siempre a este torneo con los ‘mismos’ problemas para bien o para mal. Espero una competición muy abierta”, comentó Laso ayer ante los medios de comunicación.