Publicidad

El Real Madrid y el Sevilla pelearán hoy en el estadio Santiago Bernabéu por continuar en pugna por el título de LaLiga Santander, en un duelo que mide a dos conjuntos empatados a puntos y que están a ocho del líder FC Barcelona, por lo que ninguno puede especular en exceso, sobre todo el madridista, actual campeón y más ‘obligado’.

El equipo de Zinedine Zidane no aprovechó la pasada jornada para situarse a seis puntos de los de Ernesto Valverde. Estos empataron en el Camp Nou ante el Celta, pero el defensor del título tampoco fue capaz de sacar los tres puntos de San Mamés y firmó un empate que le sigue dejando lejos antes del vital Clásico con el que cerrará el año 2017.

Ahora, en busca de seguir encontrando sus mejores sensaciones futbolísticas, el equipo merengue no puede fallar delante de su público antes de poner rumbo hacia Abu Dabi para intentar conquistar el Mundial de Clubes. Este torneo le impedirá jugar la jornada y sumar puntos por lo que se antoja más imprescindible aún sacar los tres ante un entonado rival para evitar que el líder se pueda plantar con una ventaja que se podría entender como demasiado amplia a estas alturas de la campaña.

El Real Madrid necesita regularidad, justo la que está cogiendo poco a poco un Sevilla que acudirá a la cita con los mismos puntos que los locales después de encadenar tres triunfos seguidos en un momento donde la atención giró más hacia el estado de salud de su técnico, Eduardo Berizzo, de baja tras ser operado de un cáncer de próstata y que será sustituído por Ernesto Marcuccino, quien tratará de dar un golpe en la mesa en el nuevo proyecto sevillista que poco a poco parece que va a arrancando.

El conjunto madridista deberá volver a jugar con la presión de no fallar para situarse a cinco puntos del Barça, pero el principal problema de los de Zidane será el de lidiar con las bajas que tiene, sobre todo atrás, donde formará una zaga inédita y poco habituada a jugar junta.

Las sanciones de Sergio Ramos y Dani Carvajal y la lesión de Raphael Varane dejan mermada la defensa, principalmente para el centro, con el añadido de que tampoco estará Carlos Henrique Casemiro, también cumpliendo ciclo y solución de urgencia en ocasiones. La buena noticia en este sentido es que Jesús Vallejo pudo entrenar y parece que será el compañero de Nacho, con Achraf volviendo al lateral derecho. Esta parece la opción menos complicada para un técnico que también podría optar por una defensa de tres con Marcos Llorente.

El conjunto hispalense marcha quinto con los mismos puntos que su rival, pero sus miras están principalmente puestas en clasificarse para la próxima Liga de Campeones, objetivo que se ha endurecido por el buen rendimiento del Valencia. Por detrás, ya ha abierto un buen hueco de siete puntos con otros aspirantes como el Villarreal.

El principal problema del equipo andaluz está siendo jugar lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán, donde lleva más de un año sin perder en partido oficial. En cambio, como visitante sufre más y esta temporada también se está viendo, con cuatro derrotas de siete salidas.

Esta diferencia de nivel como visitante se vio el pasado miércoles ante el modesto Maribor, ante el que logró arrancar un empate con un once que se parecerá bastante al que estará en Bernabéu, aunque el ‘Mudo’ Vázquez y Nolito podrían volver en detrimento de Krohn-Dehli y Correa. Sergio Rico o David Soria jugarán en portería y Ben Yedder y Muriel volverán a pugnar por ser el ‘9’ de un equipo que ya juega sin Steven N’Zonzi, fuera de las convocatorias en los últimos partidos y que podría dejar el club, otro tema que tampoco distrae al Sevilla.