Ramos: “El escudo no gana a nadie y hay mucha igualdad”

El capitán del Real Madrid recalca que en el Mundial no hay margen de error por su corta duración • Los blancos debutan mañana contra el Kashima Antlers japonés en semifinales

16
Sergio Ramos, durante un entrenamiento del Real Madrid antes de afrontar el Mundial de Clubes.
Sergio Ramos, durante un entrenamiento del Real Madrid antes de afrontar el Mundial de Clubes. / EFE
Publicidad

El defensa y capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, advirtió de la dificultad del Mundial de Clubes, competición en la que se estrenarán mañana ante el Kashima Antlers japonés y cuyo formato provoca que no haya “margen de error”, aunque también tiene claro de la importancia de la “experiencia” que atesora el actual campeón de Europa.

“Es una competición corta y no hay margen de error. Es una semifinal y una final y queremos volvernos con el título para casa. Todo influye y suma, y al Real Madrid le avala su historia, pero no te puedes dejar llevar por eso, porque hoy en día el escudo no gana a nadie. Cada vez hay más igualdad, pero es cierto que la experiencia es muy importante y el Real Madrid tiene mucha”, expresó Sergio Ramos en ‘fifa.com’.

El de Camas sabe que este torneo “es un premio a la temporada que se ha hecho el curso anterior” y que “da esa oportunidad de reivindicarte como campeón del mundo”. “Es una experiencia muy bonita. Tenemos muy buenos recuerdos porque lo hemos logrado en tres ediciones”, añadió.

“Si lo crees, lo creas. Tenemos un grandísimo equipo y debemos confiar en nosotros, obviamente, siempre desde el máximo respeto y humildad respecto al rival”, subrayó el capitán madridista, que no olvida que la “mentalidad” del club “siempre es ganar”.

Además, será la primera edición sin dos de los emblemas de los últimos títulos como Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane, aunque el central cree que “no se verá una gran diferencia en el campo”. “Tenemos un equipo muy similar a pesar de la ausencia de Cris, que era un jugador muy determinante para nosotros”, apuntó.

A nivel personal, Ramos recuerda con cariño la edición de 2014 conquistada ante San Lorenzo de Almagro y donde marcó en las semifinales y en la final. “Pude hacer gol en la semifinal, pero me lesioné. Parecía que no iba a llegar a la final y finalmente puede jugar infiltrado y volví a marcar. El equipo ganó y la verdad que tengo un recuerdo muy bonito, muy especial”, comentó.

Y esas acciones decisivas le valieron ser elegido el MVP. “Los premios individuales siempre son gratificantes pero por encima de cualquier tema personal siempre está la mentalidad colectiva. Prefiero que gane el equipo”, sentenció.