Raikkonen vuela en el templo de la velocidad

Pole de récord para el finlandés en Monza, con Sainz séptimo y Alonso decimotercero

10
Kimi Raikkonen marcó el nuevo récord del circuito de Monza.
Kimi Raikkonen marcó el nuevo récord del circuito de Monza. / EFE
Publicidad

El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) logró la ‘pole position’ del Gran Premio de Italia, decimocuarta prueba del Mundial de Fórmula 1, por delante del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) tras una jornada clasificatoria en la que Carlos Sainz (Renault) y Fernando Alonso (McLaren) terminaron, respectivamente, séptimo y decimotercero.

En el histórico y velocísimo circuito de Monza, y gracias a un tiempo de 1:19.119 que fue nuevo récord del circuito, Raikkonen alargó el dominio de la escudería del ‘Cavallino Rampante’ en su casa. Frente al doblete de los monoplazas italianos, el británico Lewis Hamilton (Mercedes) se quedó en la tercera plaza, a 175 milésimas del finlandés.

En la Q1, y en lo referente a pilotos españoles, Alonso utilizó tres juegos de neumáticos superblandos para quemar las naves en su objetivo de pasar a la Q2. Y la estrategia le salió bien para salvarse con ello de una criba que sí afectó a los dos coches de Sauber, fuera en la primera tanda como algo insólito esta temporada.

De esta manera, los primeros eliminados fueron el mexicano Sergio Pérez (Force India), el monegasco Charles Leclerc (Sauber), el neozelandés Brendon Hartley (Toro Rosso), el sueco Marcus Ericsson (Sauber) y el belga Stoffel Vandoorne (McLaren).

Aún bajo una ligera amenaza de lluvia, el asturiano quedó eliminado en la Q2 junto al danés Kevin Magnussen (Haas), al ruso Sergey Sirotkin (Williams), al alemán Nico Hulkenberg (Renault) y al australiano Daniel Ricciardo (Red Bull); una retahíla de hombres importantes cuya ausencia para la Q3 favoreció los intereses de un Sainz más inspirado.

Para el tercer turno clasificatorio, lo mejor se vio sobre la bocina. Raikkonen rubricó ese nuevo récord de Monza en su última vuelta y para arrebatarle ‘in extremis’ la posición de privilegio a su compañero de escudería, bajo el acecho constante de Hamilton. El finlandés volvió a lograr una pole 28 carreras después, pues no lo conseguía desde Mónaco 2017.

Compartir