Pau se lleva el duelo de los Gasol

El hermano mayor ahonda en la crisis de los Grizzlies de Marc

39
Marc Gasol perdió el duelo particular con su hermano Pau.
Marc Gasol perdió el duelo particular con su hermano Pau. / EFE
Publicidad

Pau resultó vencedor del duelo de los hermanos Gasol en la NBA después de que San Antonio Spurs impusiese su mejor estado de forma y batiese a los alicaídos Memphis Grizzlies de Marc (104-95), mientras que Willy Hernangómez sacó mucho partido a su poca participación en la victoria de Nueva York Knicks y Serge Ibaka también sumó un triunfo con Toronto Raptors.

En el AT&T Center se veían las caras los hermanos Gasol, que afrontaban el partido de forma dispar, sobre todo el mediano, Marc, cuyo equipo había perdido los últimos ocho partidos y que, a nivel personal, había tenido un enfrentamiento con el técnico David Fizdale, después de que este le sentase en el banquillo en el último cuarto de la derrota ante los Brooklyn Nets.

Marc Gasol levantó la voz y los Grizzlies tomaron la decisión de destituir a su técnico y poner en su lugar a J.B. Bickerstaff, pero esto no varió el rumbo de una franquicia que está afrontando uno de sus peores momentos de los últimos años, lastrado también por las lesiones, principalmente la de Mike Conley, su otro líder.

El pívot volvió a mostrar su polivalencia, aunque no tuvo una buena noche anotadora, con 10 puntos y 4/11 en lanzamiento, a lo que añadió siete asistencias, el mejor de su equipo, y seis rebotes. Enfrente, su hermano Pau tuvo menos protagonismo, con sólo cuatro puntos y seis rebotes, aunque sólo lanzó a canasta en seis ocasiones, sobre todo por la ‘voracidad’ de LaMarcus Aldridge.

El ala-pívot del conjunto texano firmó su mejor partido con los Spurs con 41 puntos, con 17/24 en tiro, anotando 17 de los primeros 19 puntos de los de Gregg Popovich que se escaparon la inicio del tercer cuarto (66-51). Los visitantes, que acumularon 17 pérdidas, reaccionaron para llegar con opciones al cuarto final (79-73), pero los locales no dejaron en ningún momento que se pusieran por delante y acabaron llevándose el triunfo de forma cómoda.