Pau Gasol regresa a las pistas con una victoria de fin de año

Marc sufre a un James Harden pletórico con triple-doble y 43 puntos

13

Pau Gasol volvió a las pistas tras lesión para celebrar la despedida del año 2018 con una victoria en casa ante Boston Celtics (120-111), en una jornada festiva que dejó también la victoria de Willy Hernangómez con los Hornets y la derrota de los Grizzlies de Marc Gasol ante Houston.

“Regreso y victoria en casa: la mejor manera de despedirse del 2018”, escribió Pau, en su cuenta oficial de Twitter, después de casi dos meses sin jugar por una fractura por estrés en su pie izquierdo. El pívot catalán apenas estuvo en pista cinco minutos, lo suficiente para llevarse la ovación del AT&T Center y capturar cinco rebotes de un partido muy igualado.

Los San Antonio Spurs, octavos de la Conferencia Oeste, gozaron de un gran acierto, liderados por LaMarcus Aldridge (32 puntos) y la artillería en los triples de Davis Bertans (17) y Patty Mills (11). En los Celtics, Jaylen Brown firmó 30 puntos, el mejor de los suyos en una derrota que les mantiene quintos en el Este.

Además, la última sesión de NBA del año dejó otras dos participaciones españoles, ya que Abrines fue baja en la victoria de Oklahoma City Thunder sobre los Mavericks de Luka Doncic. Willy se despidió bien con 10 puntos y 8 rebotes en casi 15 minutos, colaborando en la sólida victoria de Charlotte Hornets sobre Orlando Magic (125-100).

El cuadro de Carolina del Norte fue mejor desde un 23-36 inicial, y de nuevo golpeó tras el descanso, donde solo existieron los Hornets, sextos en la Conferencia Este. Kemba Walker y Malik Monk se combinaron para anotar 45 puntos, en una pobre actuación de los de Orlando, con Aaron Gordon como su mejor hombre, en 14 puntos y 8 rebotes.

Además, Marc Gasol, con 14 puntos y 12 rebotes, y sus Grizzlies sufrieron a un James Harden pletórico, con un triple-doble inalcanzable de 43 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias. Memphis cayó en su visita a los Houston Rockets (113-101), aunque lograron mantener el tipo pese a ir a remolque y jugar contra un equipo en racha que contabiliza una única derrota en los últimos 11 partidos.