Las tiradoras se lanzan al ataque en una de las poules clasificatorias. / MARTA HERRERO
Publicidad

Durante la jornada de ayer, Segovia fue el foco de las miradas del esgrima a nivel internacional. El futuro femenino de este deporte se dio cita en la cuarta edición de la Copa del Mundo, organizada por el Club de Esgrima Segovia en colaboración del IMD y las distintas federaciones españolas, con las mejores tiradoras junior del mundo. Un total de 132 participantes -una causó baja a última hora-, procedentes de 21 países diferentes, lucharon por el cetro y se jugaron el pase al campeonato de Europa y del mundo de dicha disciplina, a lo largo de todo el día en el pabellón Pedro Delgado para posteriormente disputarse la fase final en la Academia de Artillería. El duelo decisivo por el título, al igual que el año pasado, volvió a tener un marcado acento ruso, aunque el resultado fue distinto: Alina Mikhailova se impuso a la ganadora del 2017, Olga Nikitina, en una igualado combate (15-14).

En el plano nacional, el transcurso del campeonato superó las expectativas iniciales de tener presencia en el cuadrante de las 64 primeras con la destacada actuación de Elena Hernández, que firmó la decimocuarta posición. Además, Inés Tirado, trigésimo segunda, y Carlota del Valle, trigésimo cuarta, también superaron el mejor registro de la edición anterior (trigésimo noveno). Otras españolas que entraron en dicho objetivo fueron Ainhoa Pérez, Andrea Lorenzo y Paula Montoya. Estos resultados evidencian el momento que atraviesa la esgrima en España, su evolución en los últimos años y, sobre todo, su proyección de cara al futuro.

Los presagios daban como favoritas a las componentes de Rusia, Italia, México o Hungría. Tras la caída de la actual campeona del mundo junior, la mexicana Natalia Botello; las semifinales reunieron en el insigne escenario militar, por un lado, a la rumana Andreea Lupu frente a Nikitina y, por otro, a la italiana Giulia Arpino y a Mikhailova. Las dos rusas, cada una por su vertiente, rebasaron con claridad a sus oponentes y se vieron las caras en la final. Comenzó Mikhailova adelantándose a su compatriota, pero la que hasta el momento era la vigente ganadora de la Copa tensó las tablas (5-5). De nuevo la historia se volvió a repetir (8-8) y después Nikitina logró ponerse 11-14. Se rehizo Mikhailova y consiguió remontar la contienda para llevarse el torneo (15-14).

APOYO DE LAS FEDERACIONES

El director general de la Real Federación Española, Antonio García, hizo una valoración del del campeonato: “Al principio se vieron los nervios. Las españolas acusaron un poco la inexperiencia, pero en líneas generales el balance es positivo”.

Asimismo, el presidente de la Federación de Castilla y León (FECYL), Daniel Bravo, contextualizó el torneo: “Tener a las mejores tiradoras de los cinco continentes aquí en Segovia es todo un lujo. Además, se juegan el pase para poder ir al campeonato de Europa y del mundo de la categoría junior”. También repasó la temporada a nivel regional: “En Castilla y León tenemos presencia en ocho de las nueve provincias y somos la segunda federación más potente después de Madrid”.

Por otro lado, el técnico del Club de Esgrima Segovia y uno de los organizadores Ricardo Alba explicó los pilares sobre los que se asienta un evento de estas características: “Hay muchos meses y horas de trabajo detrás y la ayuda de instituciones como el Instituto Municipal de Deportes (IMD) y el Ayuntamiento es clave para su celebración”; y resumió a modo de balance el curso del conjunto que entrena: “Empezamos bien. Hemos tenido nuevas incorporaciones y la gente que lleva tiempo con nosotros se mantiene. Poco a poco vamos creciendo”.

HOY, MÁS

Aprovechando las infraestructuras del Pedro Delgado, hoy se celebrará la Copa del Mundo por equipos de la misma categoría, la fase final del campeonato de España de esgrima en silla de ruedas a partir de las 9.00 horas y el torneo nacional de ranking de veteranos (más de 45 años) de sable desde las 15.00, que reunirán a unos 200 tiradores.