Nadal, rey de París, quiere el undécimo Roland Garros

El balear abre el torneo ante el italiano Bolelli

23
Rafa Nadal, en un entrenamiento antes de debutar en Roland Garros.
Rafa Nadal, en un entrenamiento antes de debutar en Roland Garros. / EFE
Publicidad

Rafa Nadal comienza hoy una nueva defensa de Roland Garros con el objetivo de seguir en París dentro de dos semanas, para tener la opción de levantar su undécima Copa de los Mosqueteros, desde un cuadro favorable al otro lado de los mejores aspirantes, Alexander Zverev, Dominic Thiem y Novak Djokovic.

El rey de la tierra llega a su escenario preferido, el que le ha convertido en leyenda del deporte, donde redondeó su idilio con la Philippe-Chatrier en 2017. Un décimo título en el Abierto de Francia que además llegó tres años después del anterior, un lapso de tiempo nunca conocido en la relación que nació en 2005 de Nadal con París.

El de Manacor vuelve a ser el favorito, más si cabe por la ausencia de Roger Federer, por la falta de resultados de Zverev en un Grand Slam, las dudas de ‘Nole’ y la superioridad que puede ejercer el español sobre Thiem o cualquier otro rival que pretenda ganar al número uno del mundo a cinco sets. Nadal comenzará su andadura ante el italiano Simone Bolelli, ante la baja de última hora del ucraniano Aleksandr Dolgopolov.

Después, vía libre previo paso por nombres como Joao Sousa, Guido Pella o Richard Gasquet que pueden simplemente derretirse ante la mirada del dueño de la central parisina. Con todo, hasta octavos no aparecen nombres con algo de peligro, Jack Sock y Denis Shapovalov, o unos cuartos asequibles contra Kevin Anderson y semifinales contra Marin Cilic o Juan Martín Del Potro. Mucho más cargado en el lado del número dos.

Y es que Zverev podría tener ya en cuartos a Thiem. Ambos son los dos tenistas más en forma, pero solo uno podría estar en la final que busca Nadal. El alemán enlazó los títulos de Múnich y Madrid antes de caer en la final de Roma, pero su mejor resultado en el Grand Slam son los octavos de final de Wimbledon el año pasado.

El joven alemán tiene dos líneas de historia en Roland Garros, dos partidos ganados y dos perdidos, frente al 79-2 de Nadal. Así es la diferencia entre los dos cabeza de serie. Mientras, Thiem, con algo más de experiencia, tiene también una losa de dos semifinales seguidas en París. El austriaco mejoró sensaciones ganando en Lyon, después de caer en su estreno en Roma, y vuelve a ser aspirante.

Las quinielas están permitidas, más para el que no se encuentre con Nadal. Djokovic quiere volver por sus fueros, tras pequeños pasos en la buena dirección y en el mismo escenario que le dio la gloria de completar el ‘Grand Slam’ pero que también desenchufó su ambición antes de las lesiones.