Nadal renuncia a Brisbane por lesión

El tenista balear se centra en llegar recuperado al Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada

12
Rafa Nadal anunció en rueda de prensa su renuncia a Brisbane.
Rafa Nadal anunció en rueda de prensa su renuncia a Brisbane. / EFE
Publicidad

Rafa Nadal, número dos del mundo, no jugará el torneo de Brisbane (Australia), de categoría ATP 250, debido a una lesión en el muslo izquierdo, anunció ayer el propio deportista, que espera recuperarse para el inicio del Abierto de Australia, que comenzará en menos de dos semanas.

“Me sometí a una resonancia magnética y muestra una pequeña distensión en el muslo izquierdo. Traté de jugar, quería jugar, pero las recomendaciones de los médicos me decían que no lo hiciera. Es algo pequeño que puede volverse mucho más grande; cuando compites con intensidad el músculo puede empeorar”, señaló el balear en rueda de prensa.

A pesar de todo, Nadal reconoce que se siente “mejor que hace cuatro días”. “Es un riesgo dañar mi cuerpo durante un mes si juego aquí”, explicó. “Sé que es difícil. No puedo agradecérselo lo suficiente a las personas que me apoyaron en mi carrera, especialmente los momentos difíciles”, indicó.

El tenista de 32 años, ganador de 17 títulos de Grand Slam, tomó la decisión tras un entrenamiento en el Queensland Tennis Centre; la semana pasada, perdió un partido de exhibición de tres sets ante el sudafricano Kevin Anderson en Abu Dabi antes de retirarse de su segundo partido programado. Nadal jugó sólo nueve torneos en 2018, un año en el que su último partido fue en septiembre en semifinales del US Open ante Del Potro, cuando tuvo que retirarse, y en noviembre fue operado del tobillo.

El director del torneo de Brisbane, Cameron Pearson, lamentó la retirada del balear. “Sabemos lo decepcionado que está Rafael Nadal por haberse retirado de Brisbane y no poder jugar frente a los aficionados de Brisbane este año. Rafa se dio todas las oportunidades para jugar y respetamos lo duro que intentó estar. Le deseamos lo mejor para el resto del verano australiano”, concluyó.