Nadal impone su solvencia a la inmadurez de Shapovalov

El tenista balear se enfrentará en cuartos de final a Fognini, ídolo local, tras hacer pagar al joven canadiense su irregularidad • Carreño se cita con Cilic y Ramos cae contra Djokovic

15
Rafa Nadal devuelve la bola al canadiense Denis Shapovalov durante su partido de tercera ronda del Abierto de Roma.
Rafa Nadal devuelve la bola al canadiense Denis Shapovalov durante su partido de tercera ronda del Abierto de Roma. / EFE
Publicidad

Rafa Nadal, cabeza de serie número uno, se clasificó ayer para los cuartos de final del Masters 1.000 de Roma, torneo del circuito de la ATP dotado con 4,8 millones de euros en premios, tras derrotar al canadiense Denis Shapovalov en dos sets, por 6-4 y 6-1.

Con un juego tan sólido desde el fondo de la pista como el de su debut, Rafa Nadal se impuso en 1 hora y 22 minutos con solvencia a un irregular Denis Shapovalov, que le había derrotado el año pasado en el único precedente en el que se habían medido en Canadá, y buscará el pase a las semifinales contra el italiano Fabio Fognini.

Nadal comenzó el partido anotándose sin problemas su saque, con varios juegos en blanco, mientras que su rival concedió numerosas opciones de ruptura desde el juego inicial. Esta presión surtió efecto en el séptimo juego de la primera manga, en el que el balear logró el ‘break’ (4-3) en su novena oportunidad y lo confirmó en el servicio siguiente (5-3).

Esta pérdida no la acusó el número 29 de la tabla mundial, desbordado por los cambios de dirección del español que lo movía de un lado al otro de la arcilla romana, que sumó su saque, pero que acabó cediendo por 6-4 en el parcial inicial en la primera pelota de set contra un Nadal sin fisuras.

La pérdida del set sí que hizo mella en Shapovalov, que perdió en blanco el primer juego del segundo set, también el quinto y ya acumuló errores y lamentos hasta acabar doblando la rodilla ante el juego sólido de un Nadal que, con un 84% de efectividad en su primer servicio, sentenció con un incontestable 6-1. La mejor noticia fue que las dudas de Madrid quedaron muy lejos del Foro Itálico.

Carreño supera a Bedene

Por su parte, Pablo Carreño también accedió a los cuartos al superar al esloveno Aljaz Bedene, por 6-4, 6-7 (3) y 6-2, en un partido en el que cedió dos bolas de partido al resto con 5-4 en el segundo set pese a que llegó a ir ganando 5-0, pero en el que acabó sellando con solvencia su pase en el tercero.

El rival de Carreño, décimo del mundo y que alcanza por segunda vez los cuartos en un Masters 1.000 este año junto al de Miami, en la siguiente ronda será el croata Marin Cilic, quien se impuso (6-3, 6-4) al francés Benoit Paire.

Mientras, Albert Ramos no pudo (6-1, 7-5) con un Novak Djokovic que sigue dando pasos hacia su mejor versión, después de sufrir en Barcelona y Madrid. El serbio, campeón en 2014 y 2015 y finalista en 2016 y 2017 en Roma, arrolló en el primer set y en el segundo sacó calidad y solidez para hacer frente al intento de reacción del español. El de Belgrado se medirá ahora con el japonés Kei Nishikori, quien eliminó (6-1, 6-2) al alemán Philipp Kohlschreiber.