El tenista español Rafa Nadal, durante su entrenamiento preparatorio para el Masters 1.000 de Madrid.
El tenista español Rafa Nadal, durante su entrenamiento preparatorio para el Masters 1.000 de Madrid. / efe
Publicidad

El español Rafael Nadal se recupera de un virus estomacal que le afectó el domingo y que ha alterado sus planes en Madrid a punto de entrar en acción en la Caja Mágica, donde llega sin título alguno en lo que va de temporada y con sensaciones corporales “que tampoco son superpositivas”. “La semana había sido positiva. Había entrenado bien y me había sentido de lo mejor. Pero el domingo me levanté con un virus en la barriga; vine para hacerme la foto con David Ferrer pero me tuve que ir al hotel. Entrené el lunes y este martes mejor pero tengo sensaciones que tampoco son superpositivas a nivel corporal”, reconoció Rafael Nadal.

“Salgo de un proceso. He entrenado hora y media y espero mejorar para el miércoles un poco más. Estoy mejor que ayer y ayer mejor que anteayer. Aunque cuando sales de estos procesos el cuerpo está más débil y con riesgo de otras cosas. Pero es un torneo importante para mí y me siento bien y estoy bien y espero que esto no me afecte”, añadió el actual número dos del mundo.

Nadal entrará en acción mañana ante el canadiense Felix Auger Aliasime, en el paso inicial en busca de su sexto título en el Masters 1000 de Madrid.

“El primer rival es difícil un joven que ha tenido buenos resultados. Es un compromiso de dificultad y aún más aquí donde todo es algo más igualado. Tengo que estar con la energía adecuada y jugar bien a tenis. Espero tener mis opciones y en eso estoy”, añadió ante los medios de comunicación.

Nadal llega a la competición madrileña sin éxito alguno en lo que va de temporada. Una situación casi inédita para él en su carrera. Ojalá hubiera llegado con cuatro pero más presión no tengo por eso. Sé lo que me ha ocurrido en estos dieciocho meses.