Nadal arrolla a Nishikori y reina por undécima vez en Montecarlo

El manacorí abre de forma inmaculada la temporada de tierra antes de Godó, Madrid, Roma y Roland Garros

43
Rafa Nadal muerde el trofeo como ganador por undécima vez del Masters 1.000 de Montecarlo después de arrollar en la final al japonés Kei Nishikori.
Rafa Nadal muerde el trofeo como ganador por undécima vez del Masters 1.000 de Montecarlo después de arrollar en la final al japonés Kei Nishikori. / EFE
Publicidad

Rafa Nadal, número uno del mundo, se proclamó campeón del torneo de Montecarlo, tercer Masters 1.000 de la temporada, al imponerse en la final al japonés Kei Nishikori (6-3, 6-2), un resultado que le permite alzar su undécimo título en el Principado, donde arrolló sin ceder ningún set.

De esta manera, Nadal suma un nuevo entorchado a los conseguidos en 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2016 y 2017. Además, el balear conquista su título número 76 en el circuito, 31º de Masters 1.000, e inicia de la mejor forma la temporada de tierra, en la que aspira a los títulos de Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, Mutua Madrid Open, Roma y Roland Garros.

En su duodécima final en el polvo de ladrillo monegasco, Nadal resistió a los largos peloteos a los que le sometió el nipón e hizo gala de su mayor confianza con la derecha, que tras vencer en semifinales al búlgaro Grigor Dimitrov se dedicó a entrenar.

Aún así, el manacorí comenzó cediendo el segundo de sus servicios, pero pronto reaccionó con un ‘contrabreak’. Con energía desde el fondo de la pista, volvió a quebrar el saque del número 36 de la ATP en el sexto, y fue encarrillando su victoria en el parcial, que cerró en su segunda oportunidad.

Menos apuros pasó en una segunda manga que consumió casi como una exhalación. Movió de lado a lado de la pista a su adversario y pronto consiguió romperle para confirmar, en blanco, el quiebre. Un nuevo juego ganado al resto despejó el camino hacia el triunfo del balear, que en la primera bola de partido y tras 1 hora y 33 minutos de juego dio por concluido el choque.

Así, Nadal defiende los 1.000 puntos conquistados el año pasado en Montecarlo —ante Albert Ramos— y se reafirma en el número uno del ranking ATP.

Compartir