Muguruza supera la lluvia y a Kuznetsova

La hispano-venezolana se medirá en segunda ronda a la francesa Fiona Ferro

25
Garbiñe Muguruza devuelve una bola a la rusa Svetlana Kuznetsova.
Garbiñe Muguruza devuelve una bola a la rusa Svetlana Kuznetsova. / EFE
Publicidad

Garbiñe Muguruza se clasificó para la segunda ronda de Roland Garros después de imponerse a la rusa Svetlana Kuznetsova en dos sets por 7-6(0), 6-2, en un partido marcado por la lluvia y donde fue de menos a más.

El duelo entre una exnúmero uno y una exnúmero dos del mundo y dos campeonas en París —la de Caracas en 2016 y la de Moscú en 2009— se decantó tras más de dos horas del lado de la primera, agresiva en todo momento y que supo mantener la calma pese a no aprovechar sus ventajas de la primera manga y al parón por la climatología.

Muguruza optó por jugar fiel a su estilo, agresiva, sobre todo con un revés a dos manos que le funcionó muy bien para dominar a su rival, y buscando con mucha asiduidad, pese a jugar en tierra batida, la red para sentenciar los puntos. Al final, la número tres del mundo acabó con 27 ganadores por 31 errores no forzados en un partido donde tras los problemas del primer set, fue mejor que una Kuznetsova que no caía en la capital francesa en primera ronda desde 2003.

El inicio de la de Caracas fue esperanzador. La hispano-venezolana salió dominadora y rompió pronto el saque de la rusa, desperdiciando dos opciones para haber logrado un segundo quiebre. Sin embargo, bajo la constante amenaza de la suspensión, fue la moscovita la que, tras sufrir en sus servicio, recuperó la desventaja.

La lluvia reactiva

Muguruza encajó el golpe bien y no se descentró ni cambió el guion. De este modo, retomó la iniciativa con un segundo ‘break’ y se puso 5-3, aunque no sacó partido con su saque y permitió que la rusa igualase a cinco, momento en el que el partido se detuvo definitivamente por la lluvia.

Este descanso no le vino mal a la tercera cabeza de serie, que retornó a la pista segura, sobre todo en el ‘tie-break’ que tuvo que decidir finalmente el parcial y donde no dio ninguna opción a Kuznetsova (7-0).

Muguruza se asentó en su tenis, mucho más regular en una segunda manga donde volvió a ponerse por delante con una rotura tempranera, que ratificó tras salvar dos bolas de ‘break’. Kuznetsova no encontró ya la opción de volver a meterse en el partido y terminó por hincar la rodilla con una segunda rotura para encajar su sexta derrota seguida ante la de Caracas, que se medirá ahora a la joven francesa de 21 años Fiona Ferro, 257 del mundo.