Márquez busca recuperar en Jerez el ‘0’ de Austin

El Mundial llega a Europa con Dovizioso líder y el de Cervera cuarto tras caerse en Las Américas cuando dominaba la cita con claridad

19
Marc Márquez llega a Jerez, donde ganó el año pasado, después de caerse en el Gran Premio de Las Américas cuando lideraba con holgura.
Marc Márquez llega a Jerez, donde ganó el año pasado, después de caerse en el Gran Premio de Las Américas cuando lideraba con holgura. / E.P.
Publicidad

El Mundial de Motociclismo llega este fin de semana a Europa con la disputa de su cuarta prueba del calendario, el Gran Premio de España que acoge el circuito de Jerez-Ángel Nieto, escenario en el que Marc Márquez (Repsol Honda) desea recuperar lo perdido en Austin (Texas) para recuperar el mando en la categoría de MotoGP.

El de Cervera ha tenido casi tres semanas para prepararse esta primera carrera en casa, a la que llega con el sinsabor que le dejó su caída en el Gran Premio de Las Américas, una cita en la que siempre había ganado y de la que en esta ocasión se marchó con su primer ‘0’ y la pérdida del liderato.

Este error, de todos modos, no fue excesivamente dañino en términos clasificatorios, aunque el actual campeón del mundo de la categoría ‘reina’ ha pasado de ser primero a situarse cuarto en la clasificación, a nueve puntos del italiano Andrea Dovizioso (Ducati), teóricamente su principal rival, pero que no le sacó mucho partido en el COTA al revés del catalán, sin subir ni siquiera al podio.

Ahora, con el aliento que da siempre la afición española, Márquez espera retomar el control de un Mundial que tras las tres primeras pruebas se presenta igualado, aunque haya sido su Honda la que parezca la más fuerte por encima del resto tras ser segundo en Catar y ganador en Argentina. En Austin se llevó la pole y cuando se fue al suelo lideraba la carrera con casi cuatro segundos de ventaja.

Esta fortaleza intentará trasladarla a los circuitos europeos, protagonistas del campeonato hasta finales de septiembre, aunque a la amenaza de Ducati se ha unido la de Yamaha, con Valentino Rossi, y la de Suzuki, con Alex Rins. De momento, Márquez espera mantener el dominio de Honda, ganadora en Jerez de la Frontera en los dos últimos años.

Un circuito abierto

En 2018, la victoria fue para el heptacampeón del mundo, que en el trazado gaditano no ha sido tan dominador en MotoGP. Así, aunque desde su ascenso en 2013 nunca ha faltado en su podio, al triunfo del año pasado sólo le acompaña otro en 2014, cuando ganó las primeras diez pruebas. Las calificaciones también se le han resistido, con una sola pole hace cinco años.

Por su parte, su compañero de equipo, Jorge Lorenzo, acude optimista a Jerez, donde tiene tres triunfos, todos ellos con Yamaha (2010, 2011 y 2015). El balear no ha podido lograr la adaptación deseada a la Honda por culpa de los percances físicos y llega a Europa con sólo siete puntos y un extraño abandono en el COTA por un problema mecánico.

Sin embargo, el pentacampeón ha advertido que toda su preparación ha estado encaminado a estar preparado para la primera carrera en España, en la que, precisamente, también logró su primer podio a lomos de la Ducati en 2017.

A la marca de Borgo Panigale no le da excesivamente bien esta cita del calendario y hay que remontarse hasta 2006 para ver su último triunfo en el circuito gaditano, a cargo del italiano Loris Capirossi.

Una vez más, la moto italiana empezó bien con su triunfo en Losail, pero su gira americana no ha sido demasiada productiva para Andrea Dovizioso, que tuvo opciones de victoria ni en Termas de Río Hondo, donde fue tercero, ni en Austin, donde fue cuarto pese al fallo de Márquez.

De todos modos, el de Forlimpopoli llega a Europa en cabeza del campeonato con 54 puntos y tratará de defender su liderato en un trazado que le ha sido totalmente esquivo en su carrera. El italiano nunca ha ganado en Jerez, pero lo más notable es que no sube al cajón desde 2007, cuando todavía corría en 250cc. Y que su mejor resultado ha sido un quinto puesto.

Mejora Yamaha

También habrá que ver cómo rinde la Yamaha tras su mejoría en las dos últimas carreras, con los dos brillantes segundos puestos de ‘Il Dottore’ Valentino Rossi, que con 51 está a tres puntos de ‘Dovi’ y que podría aspirar a liderar un campeonato de nuevo tras mucho tiempo sin hacerlo.

El de Tavullia ganó en Jerez en 2016 y llega animado por su buen rendimiento con una M1 que, en cambio, no le está funcionando igual a Maverick Viñales. El catalán, señalado como candidato, ya marcha muy rezagado tras amasar sólo 14 puntos en un inicio de campeonato donde no ha podido estar con los mejores nunca.

Finalmente, queda la baza de Suzuki. La marca japonesa sí está cumpliendo los pronósticos sobre su mejoría y potencial para pelear por los podios y lo ratificó en el COTA con el triunfo de Àlex Rins, el primero en la categoría para el catalán. Este buscará ahora volver a codearse con los ‘primeros espadas’ e incluso soñar con arrebatarle el liderato a Dovizioso, al que tiene sólo a cinco puntos (49).