La española Carolina Marín repele la pluma durante el partido de la primera ronda en el Mundial de Bádminton.
La española Carolina Marín repele la pluma durante el partido de la primera ronda en el Mundial de Bádminton. / EFE
Publicidad

La española Carolina Marín firmó un sólido estreno en el Mundial de Bádminton, que se está disputando en la localidad china de Nanjing, y se metió en la segunda ronda tras derrotar a la tailandesa Busanan Ongbamrungphan en dos sets (21-8, 21-9), mientras que Pablo Abián también superó el debut con autoridad ante el inglés Toby Plenty. Poco más de media hora tardó la onubense, actual campeona olímpica y de Europa, en deshacerse de su rival, que nunca tuvo opciones en el partido y que encajó su sexta derrota en otros tantos enfrentamientos con la andaluza.

La doble campeona mundial, séptima cabeza de serie en esta cita, no dejó demasiados resquicios a la asiática, una jugadora de cierto nivel por su ranking (23 del mundo), pero que nunca dio la sensación de poder meterse en un partido, descolgándose en el marcador demasiado pronto en ambas mangas.

Así, en la primera, Marín se escapó de inicio (7-3) y aunque Ongbamrungphan reaccionó (7-5), la onubense se llevó los siguientes cinco puntos (12-5) para abrir una brecha que la tailandesa no fue capaz de enjugar en ningún momento. En la segunda, la española no se relajó y seis puntos seguidos le permitieron encarrilar el duelo con tranquilidad (12-4) para meterse en la siguiente ronda donde se topará con la japonesa Sayaka Sato, decimoquinta favorita y que ya derrotó a la campeona olímpica hace cuatro meses en el Open de Indonesia y con remontada (11-21, 22-20 y 21-18).

Además de la andaluza, la jornada también dejó la buena noticia de la clasificación en el cuadro masculino de Pablo Abián, que se une así en esta segunda ronda al joven Luis Enrique Peñalver, que pasó el lunes por la retirada de su rival. El zaragozano también mostró autoridad para imponerse al inglés Toby Plenty en dos sets por 21-18, 21-6, demostrando haber aprendido de su derrota ante este rival hace unos meses en un torneo en Eslovenia (21-18, 21-18).

Abián no perdió la calma en el primer parcial donde fue casi siempre a remolque de un Plenty que llegó a dominar de inicio con cierta claridad (11-6) y también en los momentos decisivos (17-14), pero el español apretó y sólo le dejó sumar un punto más para adjudicarse el set. En el segundo, en cambio, el aragonés no dio opciones y ahora tendrá un duro enfrentamiento con el indio Kidambi Srikanth, quinto cabeza de serie.

Por otro lado, Marín se alegra de ver cómo su deporte se ha puesto “en el mapa” tras los recientes éxitos cosechados en varios Europeos, Mundiales y los Juegos de Río, aunque considera que “todavía queda mucho por recorrer”, así como tiene claro que lo “más importante” es que se acabe “reconociendo” el bádminton y no la figura individual de la onubense.

Importancia

“Para mí, lo más importante es que se reconozca a mi deporte, el bádminton, y no que se acabe reconociendo solo a Carolina Marín. Yo también valoro que la gente me agradezca los valores que yo muestro en la pista, esa es una de las cosas que más me importa”, señaló Carolina en una entrevista para los medios antes de partir hacia el Mundial de China donde ayer debutó con triunfo.

Después de cuatro Europeos consecutivos, dos Mundiales y el oro en los Juegos Olímpicos de 2016, a la onubense le queda poco por demostrar para igualarse a otras grandes figuras del deporte nacional como el tenista Rafa Nadal o la nadadora Mireia Belmonte, aunque no quiso sentirse “a la altura de esos deportistas” y sí abogó por una mayor exposición a su disciplina. “Sí hay una mejoría porque a día de hoy el bádminton lo hemos puesto en el mapa en España, cosa que hace mucho ni se hablaba ni existía, pero todavía queda mucho por recorrer. Ojalá que, junto a la federación, podamos potenciarlo más”.

Carolina Marín no es capaz de detectar “qué es lo que falta” para encontrar una “solución”, pero sí aseguró que los deportistas no pueden dar “más”. “Estamos dando todo el esfuerzo que tenemos aquí, en estas cuatro paredes, y lo demostramos en las competiciones ganando medallas. No sé si es más parte de los medios que nos hagan mucho más visibles, que no se olviden de estos deportes minoritarios en España”, comentó ante los medios. Sin embargo, esta atención sí se vio en los anteriores Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, algo lógico para la deportista ya que este evento es el que “más atrae la atención”.