Publicidad

El entrenador del Valencia, Marcelino García Toral, aseguró que las tres personas, incluido él, que viajaban en el coche que sufrió un duro accidente el 23 de diciembre han vuelto “a nacer”, y agradeció las muestras de “cariño” de todo el mundo, además de afirmar que el argentino Luciano Vietto llega al equipo para ayudarles a “mantener una mayor competitividad”.

“Los días van pasando, físicamente cada vez estoy mejor, limitado porque tengo dolores cervicales de mínima importancia y mentalmente superando un momento complicado, ya pasó un tiempo y he de ver el lado positivo. Tres personas volvimos a nacer”, declaró en la rueda de prensa previa al duelo de hoy ante el Girona).

Así, el preparador asturiano agradeció el cariño de “todas las personas que se interesaron” por su salud y la de su familia. “Recibí muchas llamadas y mensajes, siento no haber podido contestar a todos, pido perdón. Y quería agradecérselo a los médicos, enfermeras y auxiliares del hospital San Pedro de Logroño, así como a los del hospital Begoña y Cabueñes de Gijón. Es de agradecer en momentos de dificultad recibir tanto cariño”, explicó el asturiano.

Además, relató cómo se produjo el accidente. “Es tan sencillo que vamos por una autopista de peaje, precisamente por seguridad, y de repente ves algo delante, chocas y todo lo posterior es complicado. Creo que el coche y la suerte nos salvó la vida y sobre todo de lesiones más importantes”, relató.

Por otra parte, Marcelino valoró la incorporación de Luciano Vietto, como cedido por el Atlético hasta final de temporada, y reconoció que ante algunos problemas físicos que arrastran los delanteros valencianistas creyeron que era “demasiado arriesgado” quedarse con sólo tres.