El Madrid marca el ritmo en la Euroliga

La dupla Carroll-Llull y la actitud defensiva mejoran al campeón en casa del Maccabi (66-87)

12
Anthony Randolph, ante Angelo Caloiaro.
Anthony Randolph, ante Angelo Caloiaro. / EFE
Publicidad

El Real Madrid estiró su dominio en Euroliga con la sexta victoria en otros tantos partidos, al superar (66-87) a domicilio al Maccabi, un paso al frente para corregir el traspié liguero que llevaron a Tel Aviv con una reacción defensiva inspirada por el despliegue contra el aro rival de Jaycee Carroll (16 puntos) y Sergio Llull (17).

Pablo Laso tuvo la respuesta que pidió a su equipo tras perder la condición de invicto esta temporada ante el Morabanc Andorra. El partido lo encarriló Carroll antes del descanso, con 14 puntos, y Llull lo finiquitó con otros tantos en el tercer cuarto. Así, el Madrid sigue siendo el rival a batir en lo alto de la tabla europea.

No había un dominador sobre el parqué hasta Carroll. El artillero de Wyoming lideró un segundo cuarto de 8-23 para los blancos, con 14 puntos, cuatro triples y un solo fallo en el lanzamiento más cómodo y abierto que tuvo. El Real Madrid practicaba la defensa que exigía Laso y Carroll aprovechó cada ataque.

La rotación blanca también tuvo a Ayón como destacado, con siete puntos y nueve rebotes al descanso (21 de valoración), para ayudar a resolver el encuentro al descanso (23-41). El clásico europeo comenzó con un intercambio de canastas, en especial entre O’Bryant y Randolph, pero el fondo de armario visitante puso una marcha más.

El Maccabi fue incapaz de seguir el ritmo blanco, con 1 de 14 en triples y un pobre bagaje en el rebote para tratar de sacar una segunda oportunidad a todos esos tiros errados (15 a 24). Los de Neven Spahija mejoraron tras el descanso, enchufaron un par de triples, pero Llull se encargó de robarles la ilusión.

El ‘23’ hizo 11 puntos en cinco minutos para refrendar la tarde inspirada de los de Laso en Tel Aviv (35-59). El Maccabi bajó los brazos, para posponer la búsqueda de su primera victoria en casa y caer sin remedio al 1-5 en la tabla. Y es que el Madrid tapó huecos y apretó hasta el final con la asignatura pendiente en defensa.

Tras el toque de atención de Laso, el campeón de Europa se esmeró en completar un partido sólido en el que pagó los platos rotos un Maccabi en crisis. Ayón completó su doble-doble, en 12 puntos y 12 rebotes, como el mejor valorado (27) de un triunfo que sacude cualquier mal recuerdo de los blancos.

MACCABI FOX TEL AVIV 66-87 REAL MADRID

MACCABI FOX TEL AVIV: Wilbekin (5), Kane (8), Roll (6), Caloiaro (6) y O’Bryant (17) -quinteto titular- Tyus (8), Sessions (11), Kendrick (3), Dibartolomeo (-), Cohen (2) y Zoosman (-).

REAL MADRID: Llull (17), Causeur (2), Taylor (2), Randolph (11) y Tavares (6) -quinteto inicial- Campazzo (5), Rudy Fernández (8), Carroll (16), Ayón (12), Reyes (6), Deck (-) y Prepelic (2).

PARCIALES: 15-18, 8-23 (23-41 al descanso), 21-25, 22-21.

ÁRBITROS: Pukl, Pastusiak y Radojkovic. Sin eliminados.

PABELLÓN: Menora Mivtachim Arena.