Cristiano Ronaldo celebró su quinto Balón de Oro con un doblete que lideró la victoria blanca en la primera parte del partido contra el Sevilla.
Cristiano Ronaldo celebró su quinto Balón de Oro con un doblete que lideró la victoria blanca en la primera parte del partido contra el Sevilla. / EFE
Publicidad

El Real Madrid se dio un festín de goles (5-0) frente al Sevilla antes de partir al Mundial de Clubes, gracias a un Cristiano Ronaldo que celebró su quinto Balón de Oro con un doblete que lideró la cómoda victoria blanca en la primera mitad del duelo de la jornada 15 de LaLiga Santander en el Santiago Bernabéu.

Los de Zinedine Zidane dejaron atrás sus problemas para marcar goles frente a un conjunto hispalense que se vio arrollado por la pegada blanca. Cinco goles antes del descanso sentenciaron un choque en el que el galo pudo dar descanso a sus piezas claves.

Sin Sergio Ramos, Carvajal y Casemiro en la convocatoria por sanción y Varane fuera por lesión, el tanto de Nacho en los primeros compases tras un error de la zaga sevillista a la salida de un córner dejó vía libre para el Real Madrid, que aprovechó el tanto inicial para replegarse y sentenciar al contragolpe el duelo.

Dos goles de Cristiano Ronaldo, uno de ellos de penalti por mano de Jesús Navas, dejaron el encuentro muy encarrilado para los locales a la media hora de partido. El portugués volvió a marcar frente a su víctima favorita, a la que le marcó 25 tantos en 15 encuentros ligueros, para festejar la consecución de su quinto Balón de Oro.

Después, un contragolpe entre Lucas Vázquez y Toni Kroos finalizó con el cuarto tanto de alemán, antes de que Achraf marcara su primer tanto con la camiseta merengue para cerrar la manita al descanso.

La goleada dejó sin respuesta al interino Ernesto Marcucci, aunque el Sevilla aprovechó el relajamiento madridista para acercarse al área tras el descanso. Sin embargo, fue Karim Benzema el que estuvo más cerca el gol con un cabezazo que se estrelló en el palo de la meta hispalense.

El marcador controlado permitió a Zidane dar descanso a Kroos, Luka Modric y un Cristiano Ronaldo que se marchó ovacionado, dando entrada a Marcos Llorente, Dani Ceballos e Isco. El técnico sevillista también trató de fortalecer el centro del campo con la presencia de Johannes Geis, pero todos sus esfuerzos fueron infructuosos en la búsqueda del gol.

Los sevillanos no pudieron marcar el gol de la honra sumando una nueva derrota en un estadio en el que llevan sin ganar desde diciembre de 2008, alejándose de la cabeza liguera. Los sevillistas volvieron a sufrir fuera de casa, acumulando su quinta derrota en ocho desplazamientos.

Mejores sensaciones dejaron los madridistas, que recuperaron su capacidad goleadora después del tropiezo en San Mamés, llenándose de moral y minutos de refresco antes de afrontar el Mundial de Clubes en el que debutarán en la semifinal el miércoles (18.00 horas) frente al ganador del Al Jazira – Urawa Red Diamons.