El Madrid, a dejar encarrilado el pase a la final

El Herbalife necesita otra proeza como la de Valencia antes de que la serie llegue a la isla

24
Luka Doncic hace un mate durante el primer partido de semifinales.
Luka Doncic hace un mate durante el primer partido de semifinales. / EFE
Publicidad

El Real Madrid recibe esta noche al Herbalife Gran Canaria (21.00 horas/Movistar Deportes 1) en el segundo partido del play off de semifinales de la Liga Endesa, que el club amarillo afronta obligado a mejorar sus prestaciones para dar la sorpresa y volver a la isla con sus opciones intactas.

El equipo canario empezó muy bien la segunda semifinal liguera de su historia, llegando a dominar por 12 puntos al inicio del partido en el WiZink Center, pero la bronca de Pablo Laso a sus jugadores enseguida hizo efecto y el Real Madrid volteó la situación con un parcial de 28-10 en el segundo cuarto.

Apoyado en el poderío físico de Walter Tavares, el mejor del partido, el equipo blanco dominó con autoridad la segunda parte ante un rival que no encontró la manera de volver a hacer daño, una falta de fluidez que se tradujo en 16 pérdidas y que Luis Casimiro está obligado a solucionar para evitar un 2-0 que sería casi definitivo.

El entrenador visitante está atento al estado físico del flamante ‘cuarentón’ Albert Oliver, que se luxó un dedo de la mano derecho, y de Xavi Rabaseda, que sufrió un golpe en la espalda. Ni los dos internacionales españoles ni DJ Seeley, ausente en el primer partido por molestias en la rodilla derecha, participaron ayer en el último entrenamiento.

Por su parte, el Real Madrid quiere acercarse un poco más a su séptima final de Liga Endesa consecutiva y llegar con los deberes hechos al Gran Canaria Arena, que acogerá el tercer encuentro de la serie el próximo jueves.

De 57 eliminatorias de semifinales que empezaron con 1-0, 52 acabaron con el pase a la final del equipo con factor cancha a favor, aunque el campeón de Europa está avisado por el reciente ejemplo del Valencia Basket, que ganó el primer duelo de cuartos y acabó eliminado por el Herbalife. Pablo Laso tiene la duda de Gustavo Ayón, que ya fue baja el domingo por un problema muscular.

Compartir