Luka Modric gana el Balón de Oro 2018

‘France Football’ corona al croata como mejor jugador del año por delante de Cristiano y Griezmann tras ganar la Champions y guiar a Croacia a la final del Mundial de Rusia

24
Luka Modric levante el Balón de Oro como mejor jugador del año 2018 para ‘France Football’
Luka Modric levante el Balón de Oro como mejor jugador del año 2018 para ‘France Football’. / EFE
Publicidad

El centrocampista croata del Real Madrid, Luka Modric, fue designado ayer como ganador del Balón de Oro de 2018, premio que entrega la revista deportiva francesa ‘France Football’, tras superar en la votación al delantero portugués de la Juventus, Cristiano Ronaldo, y al delantero francés del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann.

El jugador madridista, de 33 años, se convirtió en el primero de su país en conquistar este reconocimiento y el primero en poner fin a la era dominante en este premio que habían conformado el argentino Leo Messi y el propio Cristiano Ronaldo desde 2008.

Los últimos diez ganadores del Balón de Oro se lo habían repartido entre ellos de forma equitativa, cinco para el de Rosario y cinco para el de Madeira, que vio frenada su racha tras sus victorias en los dos últimos años y, ausente como ya estuviese en agosto y en septiembre en las galas de la UEFA y ‘The Best’, cedió su trono a su excompañero, al que todas las apuestas e informaciones de los últimos días señalaban como favorito.

De todos modos, la segunda plaza del ‘voraz’ goleador, que en 2017 ‘sólo’ ganó la Champions League por quinta ocasión, fue una relativa sorpresa ya que relegó a la tercera plaza al otro teórico favorito, un Griezmann al que no le valió el peso de la conquista del Mundial, de la Liga Europa, de la Supercopa de Europa y un buen número de goles.

El talentoso futbolista croata vio premiado así su positivo 2018 tanto a nivel de clubes, con la conquista de la tercera Liga de Campeones consecutiva, cuarta en total, como de selección, con la que disputó una histórica final del Mundial de Rusia, saldada con derrota ante Francia por 4-2. Pese a todo, le concedieron el Balón de Oro del torneo, premio al que le siguieron el de Mejor Jugador de la UEFA y ‘The Best’ de FIFA, y por último el de más prestigio que sirve para cerrar un gran año a nivel personal con este trofeo.

El de Zadar fue una de las piezas claves del combinado balcánico para rozar la gloria mundialista que se le había negado también a la otra gran generación dorada del fútbol croata, la que en 1998 estuvo cerca de amargarle la fiesta a la anfitriona Francia. De ese grupo de jugadores, su goleador, Davor Suker, fue segundo en el Balón de Oro de aquella edición.

Premio a un estilo

Ahora Modric logra el premio individual para su país y para un fútbol, siempre productor de mucho talento, poco representado en el palmarés salvo por la eclosión del Estrella Roja a principios del 90 que llevó a Dejan Savicevic, montenegrino, y a Darko Pancev, macedonio, a ser segundos pese a haber ganado la Copa de Europa, misma posición que Pedja Mijatovic en 1997.

Además, con 33 años y en plena madurez de su fútbol, el ‘10’ del Real Madrid es el jugador de más edad en ganar por primera vez este trofeo desde que lo hiciese el central italiano Fabio Cannavaro en 2006, también con la misma edad. Del mismo modo, rompe un poco con la tradición del ‘perfil’ que se suele buscar para estos premios ya que pese a su indudable calidad técnica, no es un excelso atacante, driblador o goleador como los últimos ganadores.

Por otro lado, el Top 5 lo completaron el pujante francés Kylian Mbappé, campeón del mundo con Francia, uno de los mejores en Rusia de los ‘bleus’ y que se llevó el novedoso Trofeo Kopa al mejor Sub-21, y el argentino Leo Messi. El azulgrana se quedó por primera vez en los últimos doce años fuera del podio, después de un año donde las tempraneras eliminaciones en la Champions y el Mundial le restaron votos.

En cuanto a los españoles, el mejor de la clasificación fue el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, en la decimonovena posición, mientras que Isco fue vigesimonoveno, justo por detrás de los rojiblancos Oblak y Diego Godín.

Hegerberg, pionera

La noruega Ada Hegerberg, delantera del Olympique de Lyon, conquistó el primer Balón de Oro femenino, todo gracias al éxito logrado esta temporada al ganar la quinta Liga de Campeones y la Liga con el conjunto francés.

La jugadora de Molde, de 23 años fue además la máxima anotadora, con 31 goles, de la liga femenina, y también de la Liga de Campeones, donde estableció un nuevo récord de 15 dianas, incluyendo una en la final ante el Wolfsburgo (4-1).

En la votación se impuso a algunas de sus compañeras en el conjunto francés, que ha arrasado con 7 de 15 nominaciones posibles. Las francesas Amandine Henry, Amel Majri y Wendie Renard, la inglesa Lucy Bronze, la alemana Dzsenifer Marozsan y la japonesa Saki Kumagai también optaban al premio.
La brasileña Marta, ahora en las filas del Orlando Pride de la NWSL norteamericana y que se llevó el ‘The Best’, no pudo incrementar su lista de premios.