El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, pidió a los clubes que iniciasen negociaciones con la entidad sobre los horarios. / Efe
Publicidad

Los clubes de Primera y Segunda división decidieron por unanimidad en la Asamblea Extraordinaria de LaLiga que no negociarán con la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la ampliación de las jornadas más allá de los sábados y los domingos, como ayer les pidió el presidente de ésta, Luis Rubiales. Los dirigentes y representantes de los 42 equipos se reunieron para analizar la decisión del Jugado de lo Mercantil número 2 de Madrid que hace tres días dictaminó unas medidas cautelares que permiten la disputa de partidos los viernes, pero no los lunes, y volvieron a mostrar su apoyo a LaLiga, tal y como hicieron el pasado 31 de julio en la Asamblea Ordinaria.

El foco de atención de la reunión, que se prolongó durante dos horas, fue la carta remitida ayer por Luis Rubiales en la que invitaba a los clubes a mantener “una negociación franca y de buena fe” para llegar a un acuerdo de manera inmediata en la extensión de la jornada de competición oficial, más allá de los sábados y los domingos.

Mala fe

Los clubes ven “mala fe” en dicho escrito; no consideran oportuno que ahora se recapacite sobre la opción de negociar tras la resolución del magistrado Andrés Sánchez Magro y entienden que la fijación de horarios y jornadas es competencia de la patronal presidida por Javier Tebas.

Por esto, según informaron fuentes de LaLiga, los clubes acordaron de forma unánime no aceptar la invitación de la RFEF para dialogar, por lo que decidieron no hablar en la tarde de ayer como propuso Luis Rubiales en su carta.

La postura de LaLiga confirma que habrá fútbol de momento de viernes a domingo, pero la patronal presentará un recurso de apelación ante la Sección 28 de la Audiencia Provincial de Madrid para que pueda volver a haber fútbol los lunes.

En este sentido, el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, invitó ayer a los clubes profesionales a “mantener una negociación franca y de buena fe” para “llegar a un acuerdo de manera inmediata en la extensión de la jornada de competición oficial más allá de los sábados y los domingos”.

El escrito, enviado también a la presidenta y al director general del Consejo Superior de Deportes (CSD), María José Rienda y Mariano Soriano, planteó “evaluar la posibilidades de llegar a un acuerdo satisfactorio tanto para los clubes Profesionales como para la propia RFEF”. “Ya habrá tiempo de evaluar y analizar el por qué se ha llegado a eta situación”, afirmó.