Lorenzo: “Los números no engañan, Marc y yo formamos un ‘Dream Team’”

El piloto español recuerda que a pesar de la gran fortaleza del equipo “no te puedes dormir”

17
El piloto español de MotoGP Jorge Lorenzo (Repsol Honda). / Europa press
Publicidad

El piloto español de MotoGP Jorge Lorenzo (Repsol Honda) recalcó que “los números no engañan” y que por ello cree que su llegada como compañero de Marc Márquez sí hace que formen un ‘Dream Team’, aunque tiene claro que no se pueden “dormir”, mientras que calificó como un “sueño” a su nuevo equipo, que guarda “una pequeña diferencia con el resto” difícil de ver “desde fuera”.

“Los dos somos junto a Valentino (Rossi) los únicos campeones del mundo de MotoGP en la parrilla y también hemos demostrado velocidad y calidad. Creo que hasta ahora es así, pero si empezamos a no conseguir resultados no nos seguirán llamando ‘Dream Team’. Los números no engañan, pero en este deporte no te puedes dormir”, aseguró Lorenzo ayer y donde estuvo acompañado por Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna Sports.

El balear confesó que uno de sus “sueños” era llegar al Repsol Honda “por su historia, la cantidad de campeones que ha tenido en estos 25 años y por la potencia que significa la fábrica Honda”. “Tuve la suerte de empezar con una moto oficial en Yamaha y luego me marché a Ducati, así que ya he estado con las tres principales marcas, he sido muy afortunado”, admitió.

“Cuando he llegado a Honda he visto esa pequeña diferencia con el resto, no algo abismal, pero se puede apreciar en los pequeños detalles de calidad de la moto, es el máximo nivel de equipo. Desde fuera es más complicado darse cuenta”, añadió al respecto.

Ahora, espera que Marc Márquez no le sea “un compañero complicado”. “Pero lo suceda será otra cosa”, aclaró. “Quizá me enfrente al compañero más complicado en cuanto a ferocidad, agresividad y hambre de victoria. Está en su plenitud física con 26 años, es el campeón y conoce la actual moto mejor que yo y eso tiene mucha importancia, porque yo en mi noveno año con la Yamaha pilotaba mejor que en el octavo”, subrayó.

“Pero en MotoGP todo es posible, puede haber muchas sorpresas y pilotos que no lo van a hacer bien dan la campanada y al revés, yo espero ser de esos primeros. Claramente no soy el favorito y terminé noveno el último Mundial, pero todos los que han seguido mi trayectoria saben que soy tozudo y hasta que no llego a mi objetivo no paro”, agregó, que insistió en que lo de su ‘muro’ con Rossi fue algo “puntual” que no existirá con el de Cervera.