El actual campeón del Mundo, Alejandro Valverde, quiere ser una de la principales bazas de la ronda.
El actual campeón del Mundo, Alejandro Valverde, quiere ser una de la principales bazas de la ronda. / europa press
Publicidad

La Volta Ciclista a Catalunya, cuya 99ª edición se disputa entre el día de hoy y el domingo 31 de marzo, arrancará en Calella con la intención de consolidarse entre las grandes antes de llegar a la centena, y para ello cuenta con una inscripción de lujo que permite pensar en una ardua batalla con la general entre el vigente ganador, Alejandro Valverde (Movistar), y varios candidatos como Chris Froome (Sky) o Romain Bardet (AG2R).

Grandes gallos y jóvenes pollos cohabitarán en la caravana de la Volta en busca de la gloria en la ronda catalana. Por un lado, veteranos como Valverde, Froome, Bardet, Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) o los hermanos Adam y Simon Yates (Mitchelton-Scott) se las verán con diamantes en bruto de la talla de Enric Mas (Deceuninck-Quick Step) o Miguel Ángel López (Astana).

Valverde suma tres Voltas en su palmarés, las dos de ellas en 2018 7 2017. El doble vigente ganador y campeón del mundo llega como favorito, tras un arranque de temporada correcto.

Froome llegará falto de ritmo, con una única carrera en Colombia en sus piernas, así que podría ser un actor secundario salvo que se tome la Volta a Catalunya como un serio reto antes del Tour de Francia, su gran objetivo.

Pero en las carreteras catalanas se espera también con ganas a Álvaro Hodeg, compañero de Mas en el equipo belga Deceuninck y que acapara los focos del futuro, de cara al sprint. Pero no faltan nombres como los de Michael Woods (EF), Steven Kruijswijk (Jumbo-Visma), Richie Porte (Trek-Segafredo) o el ciclista Fabio Aru (UAE).

Y a la cita no faltarán escuderos de lujo preparados para intentar asaltar la general si sus jefes no van bien de piernas, como Nairo Quintana o Marc Soler en un Movistar Team de “ensueño”, Egan Bernal en el Team Sky o el ciclista Esteban Chaves en el Mitchelton-Scott.

El recorrido no presenta grandes sorpresas, con inicio en Calella y final en el circuito de Montjuïc en Barcelona, pasando por las cimas de Vallter 2000 y La Molina donde se decidirá la prueba, seguramente. Un recorrido montañoso, sin lucha contra el reloj, con tres o cuatro llegadas predispuestas para los velocistas en esta ronda.

Las subidas

Pero de nuevo la etapa reina será la cuarta, entre Llanars y La Molina, con el Coll de Coubet (1ª), el Port de la Cuesta (HC) y dos subidas a La Molina (1ª), con la ascensión final de 12,2 kilómetros al 4,5% de pendiente media. El día previo, la subida final a Vallter 2000 (1ª), con 14,6 kilómetros al 6,8% de pendiente ya habrá hecho la primera selección.

La organización de la carrera que discurrirá por tierras catalanas disponía de hasta un total de 175 ciclistas repartidos en 25 equipos, los 18 equipos UCI World Tour más los 7 equipos invitados. Entre ellos estarán el Burgos-BH, el Caja Rural-Seguros RGA y el Euskadi Basque Country-Murias, junto a Cofidis, Roompot-Charles, Team Arkéa Samsic y Wanty-Groupe Gobert.