La vida sigue igual para el campeón

El Madrid pasa por encima de la Roma (3-0) bajo el mando de Modric, con goles de Isco, Bale y el debutante Mariano • Sin Cristiano ni Zidane, los blancos conservan su idilio europeo

42
Los jugadores del Real Madrid celebran con Isco el primer gol del conjunto blanco ante la Roma.
Los jugadores del Real Madrid celebran con Isco el primer gol del conjunto blanco ante la Roma. / EFE
Publicidad

El Real Madrid inició su camino hacia la decimocuarta Copa de Europa con un triunfo ante la Roma (3-0) en el Santiago Bernabéu, con Keylor Navas en la portería y con goles de Isco, Bale y Mariano, en la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en el que fue el primer partido de la máxima competición continental sin Cristiano Ronaldo.

El equipo de Julen Lopetegui firmó su mejor noche desde que ha comenzado la temporada. Por el empaque de su rival, semifinalista de la pasada Champions, y por el juego de sus pupilos, empeñados en tapar la ausencia de Cristiano a base de un estilo coral, donde el grupo ensombrece las individualidades en pos de seguir manteniendo el idilio con la competición fetiche del madridismo.

La primera sorpresa de la noche fue la titularidad de Keylor Navas en la portería madridista por delante del belga Thibaut Courtois. El guardameta costarricense, portero que ha conseguido las últimas tres Champions, tendrá en la competición europea los minutos que el belga le ha quitado en la Liga. En la Roma, la novedad estaba en la presencia del joven Nicolò Zaniolo, 19 años, de interior izquierdo, al costado del exsevillista Steven N’Zonzi.

Isco reclama las faltas

Con el encuentro iniciado, y pese al dominio merengue, hubo que esperar hasta casi el descanso para que el Real Madrid se adelantase. Un lanzamiento de libre directo de Isco Alarcón, que acarició con dulzura el esférico para superar la barrera y convertir en piedra a Robin Olsen, permitió que el equipo blanco se fuera a la caseta con ventaja.

Una ventaja que había estado buscando, sobre todo, en los primeros compases de encuentro. Quizás, la ocasión más clara fue la primera, a los cuatro minutos, en la que Bale remató de primeras un pase a la espalda de la defensa romanista. El resto de disparos, o bien los despejó Olsen, como una mano en un remate de cabeza de Sergio Ramos, o estuvieron cerca de la portería del internacional sueco, como en otra ocasión le ocurrió a Bale.

En frente, la Roma tenía problemas para conservar el balón e hilvanar jugadas, todo lo contrario que el equipo que lidera Modric y secundan Kroos, Benzema o Isco. Ni siquiera en los pocos contraataques que tuvo, los ‘giallorossi’ pudieron probar a Keylor. Tampoco ganó ningún duelo aéreo, pues siempre Casemiro le ganaba la partida a Dzeko, y así, sin estar jugando su mejor partido, Modric aparte, el Madrid dominaba.

Iniciando la segunda parte, por fin estrenó los guantes Keylor Navas. En un ataque con espacios para la conducción de Cengiz Ünder, el turco no ajustó lo suficiente, permitiendo al ‘tico’ lucirse para enviar a córner. Un saque de esquina que pudo convertirse en el 2-0 para el Real Madrid tras el contragolpe que finalizó Bale de mala manera.

A la tercera, gol

Más atinado estaría el galés poco después, cuando solo el larguero pudo repeler su chut con la puntera, desde la frontal. Y no pudo ser mejor su tercer intento con el que dobló la ventaja, antes de la hora de partido. Tras otro saque de esquina de la Roma, el Madrid pilló en desventaja al conjunto italiano. Modric e Isco condujeron un ataque vertical que finalizó cruzando al palo izquierdo el de Cardiff.

Con el marcador más a favor, el Madrid cedió más tiempo el esférico ante una Roma que no terminaba de llegar con claridad. Ni con la doble punta con la que terminó Di Francesco (Schick entró por N’Zonzi), la Roma hizo sufrir al Bernabéu, que a quien más aplaudió fue a Modric, a gritos de ‘Balón de Oro’, seguido por Mariano, que debutaba esta temporada tras su año en el Olympique de Lyon.

El broche lo puso el propio delantero hispano-dominicano en el tiempo de descuento. Tras recibir de Marcelo, encaró a Manolas, sorteó al central griego y encontró la escuadra para continuar la buena relación con la grada madridista, que ya celebra los goles de su nuevo 7.

REAL MADRID 3-0 ROMA

REAL MADRID: Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (Ceballos, min.86); Bale (Mariano, min.73), Benzema (Asensio, min.62) e Isco.

ROMA: Olsen; Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov; N’Zonzi (Schick, min.70), De Rossi, Zaniolo (Pellegrini, min.54); Ünder, El Shaarawy (Perotti, min.62) y Dzeko.

GOLES

1-0, min.45, Isco.
2-0, min.58, Bale.
3-0, min.91, Mariano.

ÁRBITRO: Björn Kuipers (Holanda). Amonestó a Sergio Ramos (min.23) por parte del Real Madrid ; y a De Rossi (min.44) y Dzeko (min.76) en la Roma.

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 69.251 espectadores.