La niebla lanza al Atleti

Los rojiblancos se reponen en Huesca (0-3) para mantener el pulso a la Liga y hundir aún más al colista • Los laterales (Lucas y Arias) y Koke, en su partido 400, suplen la falta de un ‘9’

12
Lucas (izq) celebra con sus compañeros el primer gol del Atlético, en una victoria ante el Huesca en El Alcoraz marcada por la densa niebla.
Lucas (izq) celebra con sus compañeros el primer gol del Atlético, en una victoria ante el Huesca en El Alcoraz marcada por la densa niebla. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid se impuso (0-3) al Huesca en una primera visita histórica a El Alcoraz que sirvió a los de Diego Pablo Simeone para seguir en la pelea liguera y dejar atrás el palo de caer eliminados en octavos de la Copa del Rey.

El cuadro rojiblanco se levantó del tropiezo copero con una notable actuación, que castigó a un Huesca flojo en defensa, incapaz de vigilar su espalda, con los goles de Lucas, Arias y Koke. Ante las bajas y el contratiempo de Copa contra el Girona, el Atleti sacó una mejor versión entre la espesa niebla que les recibió en Huesca para presionar al líder Barça.

El colista tuvo sus opciones, con la buena adaptación del recién llegado Enric Gallego repartiendo asistencias, en su debut en Primera el mismo curso que lo hacía en Segunda. Los de Franciso tuvieron tres buenas ocasiones para ponerse por delante, pero el Atleti no necesitó más que dos para adelantarse. Tras el descanso, los golpes visitantes se sucedieron hasta abrochar el triunfo.

El Huesca volvía a su casa después de lograr el primer triunfo en la elite como local, ante el Betis, y perdonó por medio de Pulido, en una chilena al palo. Después, Giménez se la quitó del gatillo a Rivera y Oblak detuvo un mano a mano con Cucho, siempre con Gallego, el goleador de Segunda en el Extremadura, nutriendo el ataque oscense. Fuera del Wanda Metropolitano, parecía que le tocaba sufrir de nuevo a un Atleti en busca de su tercera victoria a domicilio.

Los madrileños comenzaron imprecisos pero sacaron calidad para ver los huecos en la zaga rival. Lemar, que perdonó una más clara que las tres de los locales juntas, se desquitó con una asistencia de lujo a Koke, y el internacional español asistió de palo a palo a Lucas. Los de Francisco vivieron con la puerta de atrás abierta, y el Atlético lo aprovechó filtrando entre líneas buenos balones.

Sin el cerrojo atrás, al Huesca le supuso un imposible meter mano a un Atleti que mejoró las imprecisiones y siguió sacando calidad para generar peligro en el segundo tiempo. Un centro de Griezmann encontró a Arias en el segundo palo y el colombiano la enganchó directo a la red. El Huesca tiró la toalla y el Atleti sentenció por medio de Koke, quien cumplía 400 partidos, en otra jugada por banda que estrelló Griezmann en el larguero antes del remate final.

Con la victoria atada, el Cholo dio respiro a un once desgastado de la Copa y con las fichas justas del primer equipo, propiciando los estrenos de Mollejo y Joaquín. El Atleti se pone de manera provisional a dos puntos del Barça y mantiene cinco de renta sobre el tercero, un Madrid que había ganado antes al Sevilla. El Huesca cae de nuevo, aunque con una novedosa mala imagen, hundido colista.

HUESCA 0-3 ATLÉTICO DE MADRID

HUESCA: Santamaría; Pulido, Insua, Etxeita, Miramón; Rivera (Ezequiel Ávila, min.53), Musto (Yangel Herrera, min.70), Moi Gómez; Ferreiro, Gallego y Cucho (Álex Gallar, min.61).

ATLÉTICO MADRID: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Lucas (Montero, min.86); Koke (Mollejo, min.72), Thomas, Rodri, Lemar (Joaquín, min.90); Griezmann y Correa.

GOLES

0-1, min.31, Lucas.
0-2, min.52, Arias.
0-3, min.71, Koke.

ÁRBITRO: Cuadra Fernández (C.Balear). Amonestó a Etxeita (min.24) y Enric Gallego (min.68) por parte del Huesca. Y a Giménez (min.62) y Correa (min.64) en el Atlético.

ESTADIO: El Alcoraz.