La gran escapada da su primer triunfo a Impey

Alaphilippe mantiene sin problemas el maillot amarillo del Tour

13
Daryl Impey celebra la victoria. / EFE
Publicidad

El sudafricano Daryl Impey (Mitchelton-Scott) se impuso en la novena etapa del Tour, de 170,5 kilómetros entre Saint-Étienne y Brioude, después de saltar del grupo de escapados e imponerse al esprint al belga Tiesj Benoot (Lotto-Soudal), mientras que el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) retuvo el liderato de la general.

Impey y Benoot saltaron del grupo de 15 escapados a pocos kilómetros de meta y se disputaron la victoria en el día nacional de Francia. Todo en un día en el que Alaphilippe, que entró en el grupo de favoritos a 16:25 del dúo, mantiene el maillot amarillo con 23 segundos de ventaja sobre el italiano Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) y 53 segundos sobre su compatriota Thibaut Pinot (Groupama-FDJ).

En una nueva jornada en el macizo central y con un recorrido ideal para escapadas, fueron 14 corredores los que se animaron en los primeros kilómetros a armar la fuga, entre ellos los españoles Jesús Herrada (Cofidis) e Iván García Cortina (Bahrain Merida) o el alemán Tony Martin (Jumbo-Visma).

A ellos se unió en el impresionante muro de Aurec-sur-Loire, puerto de primera categoría con una pendiente media del 11%, el escalador español Marc Soler (Movistar). Por detrás, a más de siete minutos, el Deceuninck-Quick Step del maillot amarillo Alaphilippe trataba de imprimir ritmo al pelotón.

El belga Tiesj Benoot (Lotto-Soudal) lograba coronar primero la primera dificultad del día. El portugués Rui Costa (UAE Team Emirates), que trató como Soler dar caza a la fuga, renunció finalmente y esperó a unirse de nuevo con el grueso de ciclistas que venían más de ocho minutos por detrás.

A 13 kilómetros de meta, en las primeras rampas de la Côte de Saint-Just, saltaron Impey y Benoot. Tras ellos salieron algunas unidades, pero el triunfo estaba reservado para el dúo, con el sudafricano pasando primero la meta en 4:03:12.

La ronda gala continuará hoy, antes de la jornada de descanso en Albi, con la décima etapa, un recorrido de media montaña de 217,5 kilómetros entre Saint-Flour y Albi propicio para esprinters o cazaetapas y con cuatro cotas puntuables.