La Covatilla corona a King y Yates deja a Valverde sin el rojo

El murciano acusa los esfuerzos y se queda a un segundo del liderato de una general muy apretada tras la primera gran etapa de montaña • Quintana asciende al tercer puesto

23
Ben King celebra en la meta de La Covatilla su segunda victoria de etapa en esta edición de la Vuelta.
Ben King celebra en la meta de La Covatilla su segunda victoria de etapa en esta edición de la Vuelta. / EFE
Publicidad

El estadounidense Ben King (Dimension Data) logró la victoria en la novena etapa de la Vuelta a España, segunda para él en esta ronda de 2018, tras haber completado un recorrido de 200,8 kilómetros con salida en Talavera de la Reina (Toledo) y llegada en la cumbre de La Covatilla (La Hoya, Salamanca).

King obtuvo el triunfo después de una jornada clave que combinó terreno ‘rompepiernas’, varios puertos y ese desenlace en la temida estación de esquí bejarana. Así, el estadounidense se escapó en solitario los últimos 18 kilómetros y completó el duro recorrido en 5 horas, 30 minutos y 38 segundos; fue seguido, a 48 segundos, por el neerlandés Bauke Mollema (Trek-Segafredo).

Mientras tanto, el británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) se situó como nuevo líder de la clasificación general, arrebatándole el maillot rojo al francés Rudy Molard (FDJ), aunque con apenas un segundo de ventaja respecto a Alejandro Valverde (Movistar).

Yates cruzó la línea de meta en la novena posición, a 2:49 del ganador de la etapa; y con ello además apretó la zona alta de la general, pues el colombiano Nairo Quintana (Movistar) se aupó hasta la tercera plaza, a 14 segundos del nuevo inquilino en el liderato.

Los ciclistas que luchan por la dinastía de esta Vuelta se guardaron lo mejor para los metros finales de esta célebre llegada salmantina. El polaco Michal Kwiatkowski (Sky), bien secundado por su compatriota y rival Rafal Majka (Bora-Hansgrohe), parecía que iba a reventar el grupo de favoritos.

Pero esa alianza se rompió pronto y fueron Sepp Kuss (LottoNL-Jumbo) y Wilco Kelderman (Sunweb) quienes animaron el ascenso a La Covatilla. Apenas respondieron con garantías Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Ion Izagirre y el propio Yates, en una gran primera jornada de montaña donde Valverde no mostró piernas suficientes y se quedó con la miel en los labios en su objetivo involuntario de vestirse de rojo.

La Vuelta vive hoy su primera jornada de descanso, reanudando la marcha mañana con la décima etapa. Será un recorrido de 177 kilómetros, con salida en la Universidad de Salamanca y llegada a Fermoselle, en Bermillo de Sayago.

Compartir