Publicidad

El presidente del Athletic Club de Bilbao, Josu Urrutia, aseguró ayer que están “a la espera de una respuesta” del portero Kepa Arrizabalaga, con el que llegaron “a un punto de encuentro hace un mes”, y confirmó que no ha habido “ningún acercamiento de ninguna clase” ni por parte de su entorno ni del Real Madrid para que ponga rumbo al club madridista.

“Entramos en fechas en las que el contrato de Kepa varía y hay la posibilidad de renovar con el equipo que quisiera que no sea el Athletic o con el Athletic. Quiero matizar que es un proceso en el que llevamos 15 meses ininterrumpidos y en el que ha habido desarrollo por ambas partes, consiguiendo detectar lo que demandaba la otra parte. Hace un mes llegamos a un punto de encuentro y ahora hay que ver si lo asume y quiere renovar”, expresó Urrutia en su comparecencia ante los medios.

El dirigente reiteró que están “en el ‘impass’ de si sí o no”. “Estamos a la espera de una respuesta, no sé lo que falla, tú dependes de otra persona para la renovación de un contrato”, confesó, aludiendo al caso de Fernando Llorente. “Estuvimos hablando mucho tiempo de cantidades, años y cláusulas y parecía que tenía un sentido, pero al final me dijo que no iba a renovar y no sé qué le hizo decirme eso”, recordó.

De todos modos, no se quiere “anticipar” a lo que puede pasar con el guardameta y se mostró “positivo”. “No somos los más listos ni los más tontos, somos conscientes de lo que se comenta por ahí, pero mientras que no nos digan que no quieren renovar tengo que ser positivo. Nos corresponde agotar las posibilidades porque nos gustaría que se quede y nos gustaría que Kepa diese ese paso también y nos dijera que se quiere quedar”, añadió.

El Real Madrid incorporaría a Kepa el próximo mes de enero si no renueva con el Athletic

Urrutia remarcó que “no hay una puerta cerrada” en este caso pese a las continuas informaciones de que el internacional se marchará al Real Madrid. “Lo de fuera no sé si es cierto. Cuando llevas hablando 15 meses con unos representantes tienes que pensar en la buena intención de que ese jugador quiere quedarse aquí”, puntualizó, sin querer opinar sobre si el jugador se quedase y no renovase pudiese quedarse sin jugar. “Veremos en ese caso”, zanjó.

En la élite salarial

El presidente del conjunto vizcaíno eludió dar “una fecha concreta” para la solución de este “proceso vivo de 15 meses” en el que han hablado con el guardameta “con mucha continuidad” y en el que ha habido “momentos diferentes”. “Queremos situarle al máximo nivel de la plantilla. Él demandaba algunas cosas, pero no había discusión con lo económico, ni con la cláusula ni la duración del contrato, con lo que entendemos que la propuesta le satisfacía”, advirtió.

“No ha habido ningún acercamiento de ninguna clase del Real Madrid, ni por parte del entorno del jugador ni tampoco ha habido una oferta del Real Madrid. No tenemos ninguna constancia de que ningún equipo haya negociado con Kepa”, aseveró Josu Urrutia, que recalcó que la postura del club será la habitual. “No somos un club vendedor y para que uno se puede marchar, primero se debe querer marchar y luego abonar su cláusula”, sentenció.

El exjugador del Athletic tampoco cree que el joven portero tuviese que hacer “un guiño” al club sobre sus intenciones. “Hay muchas maneras de lanzar guiños y muchos jugadores de la primera plantilla lo hacen. Iñaki (Williams) ya ha lanzado un mensaje de tranquilidad y de que no se quiere mover. El guiño debe ser a la gente, no al Athletic”, consideró.

Por otro lado, y precisamente respecto al delantero, el mandatario no adelantó nada de esta renovación, que el canterano ve bien encarrilada. “No quiero desdecirle, cuando esté lo diremos. Dijo que está encantado y que esta es su casa y eso es más importante que cerrarlo en dos semanas”, afirmó.