El ciclista español Jonathan Castroviejo avanza hacia la meta durante la prueba de la contrarreloj.
El ciclista español Jonathan Castroviejo avanza hacia la meta durante la prueba de la contrarreloj. / EFE
Publicidad

El ciclista español Jonathan Castroviejo se colgó la medalla de plata en la prueba de contrarreloj individual de los Campeonatos de Europa de ciclismo, que se están disputando en Glasgow (Escocia), una prueba en la que se quedó a sólo 69 centésimas del belga Victor Campenaerts, que revalidó el título. En un trazado sobre 45,7 kilómetros en la localidad escocesa y en una cita pasada por agua, el de Getxo fue remontando posiciones en una prueba en la que comenzó marcando el tercer mejor tiempo en el primer punto intermedio (13:33). Ya en el segundo punto cronometrado, se puso en cabeza (38:21), una posición que mantuvo al llegar a meta (53:39.41).

Cuando el oro parecía casi claro, la llegada del belga Victor Campenaerts, que mejoró su tiempo en 0,63, le privó de un éxito que ya consiguió en 2016 en Plumelec (Francia). El de Wilrijk revalida así su título logrado el año pasado. Mientras, el alemán Maximilian Schachmann se adjudicó la medalla de bronce. El otro español en liza, Víctor de la Parte, concluyó en trigésima posición (58:11.66), a 4:32 del ganador.

Medalla de oro

En la prueba femenina (32.3 kilómetros), la holandesa Ellen van Dijk, cinco veces campeona mundial en ruta, se llevó la medalla de oro al concluir la prueba en un tiempo de 41:39, dos segundos mejor que el de su compatriota Anna Van der Breggen, que se colgó la plata.

Con ello, Van Dijk revalida el título y lo suma a los logrados en la misma prueba en las ediciones de Plumelec 2016 y Herning 2017. La alemana Trixi Worrack (42:48) completó el podio con el bronce. La española Lourdes Oyarbide fue vigésima cuarta (46:13).

El ciclista español consideró que se dejó el oro al final “por la lluvia”, que hizo su aparición durante la competición, y lamentó perderlo “por menos de uno segundo”, aclaró.

“Estoy bastante contento por el rendimiento, me he encontrado bastante bien en la contrarreloj. Tenía dudas; después del Tour no sabía cómo iba a responder. He perdido la contrarreloj al final, creo que por la lluvia. Tampoco quería coger demasiados riesgos y arriesgarme a caerme”, explicó en declaraciones a la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC).

Además, el de Getxo reconoció que fue una “lástima” repetir el campeonato conseguido en 2016, después de que el belga Victor Campenaerts se llevase el título por solo 69 centésimas. “Las carreras son así, a veces se ganan y a veces, se pierden. Lástima que haya sido por menos de uno segundo, pero aún así, estoy contento”, concluyó ante los medios.