Javier Fernández: “Es bonito ver que tanta gente se mueve por ti”

El ya expatinador madrileño, retirado tras conseguir su séptimo oro europeo consecutivo en Minsk, repasa un campeonato en el que tuvo que dejar atrás los nervios para remontar

20
Javier Fernández, durante el programa libre del pasado campeonato de Europa que culminó con un nuevo oro
Javier Fernández, durante el programa libre del pasado campeonato de Europa que culminó con un nuevo oro. / EFE
Publicidad

Javier Fernández se siente “orgulloso” por todo el apoyo recibido durante toda su carrera y reconoce que es “realmente bonito” ver que tanta gente se mueve por él y por el patinaje, tras retirarse después de lograr su séptimo campeonato de Europa consecutivo, el “broche de oro” a su trayectoria.

“Es un orgullo pensar que la gente agradece lo que haces, cómo lo haces y cómo eres. Poco más se puede decir, orgulloso de esas personas que me han dado su apoyo durante toda mi trayectoria. Ver que se mueve tanta gente por ti y por lo que estás haciendo es realmente bonito y ver que el trabajo que tú haces también se ve reflejado”, expresa Javier Fernández.

Para el madrileño, de 27 años, el séptimo campeonato de Europa consecutivo ha sido “el broche de oro” a una trayectoria en la que ha logrado también dos Mundiales (2015 y 2016) y una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. “Después del programa corto tenía esa pequeña duda al quedar tercero, estar a nueve puntos del primero te crea un poco la duda”, reconoce.

“Pero después en el programa largo hice mi trabajo. En los dos hice un gran trabajo y teníamos que esperar a algún fallo de los patinadores o que mis programas fueran mejor que incluso los otros patinadores”, prosigue sobre su progreso en la competición.

Sin embargo, tras esas dificultades en el Europeo de Bielorrusia, considera que no ha sido un campeonato “complicado”, porque ha patinado “bien” y luego son “los jueces” los que puntúan. “No ha sido complicado, ha sido tener las cosas claras dentro de mi cabeza. En el corto sí que estaba un poquito más nervioso, en el largo menos. Creo que sin más, cada competición es una experiencia y nosotros aprendemos de todas las experiencias, de las buenas y de las malas, no sé cuál me ha costado más o cuál menos”, añade.

“La verdad es que no he estado pendiente de la repercusión de mi retirada al 100%, durante la competición he estado bastante centrado en ella. Hay muchos mensajes que sí me han transmitido, pero muchas de las cosas también se me han escapado. Es un orgullo pensar y saber que en una competición como un campeonato de Europa tengan tantos ojos puestos en la retirada de uno de los patinadores”, insiste.

Ahora, Javier Fernández, dejando el patinaje profesional a un lado, se centrará en su proyecto principal, el espectáculo ‘Revolution on Ice’, y, posteriormente, ser entrenador. “Te va a hacer gracia, hoy he abierto la ventana y he dicho: es un nuevo día, es un día diferente”, comenta.

“Es curioso, estar 21 años haciendo algo, centrado al cien por cien en los entrenamientos y las competiciones, y de repente un día ves que algo ha cambiado, para bien o para mal, o igual. Es curioso pensarlo, he estado durante muchísimo tiempo haciendo prácticamente lo mismo, pero ahora ya voy a hacer algo diferente”, finaliza el madrileño.