Italia despide a Astori en un emotivo funeral en Florencia

Miles de personas dan su último adiós al capitán de la Fiorentina, fallecido de forma repentina antes de jugar contra el Udinese

76
Miles de personas se acercaron a dar su último adiós a Davide Astori.
Miles de personas se acercaron a dar su último adiós a Davide Astori. / EFE
Publicidad

Miles de aficionados de la Fiorentina y docenas de jugadores del fútbol italiano despidieron ayer en Florencia para al capitán de la Fiorentina e internacional italiano Davide Astori, quien falleció repentinamente a los 31 años el pasado domingo.

La muerte de Astori dejó al fútbol italiano en estado de shock. Todos los partidos de la Serie A se pospusieron y tanto la Fiorentina como el club anterior del jugadores, el Cagliari, anunciaron que retirarán el dorsal número 13 que solía vestir el defensa.

El funeral se celebró en la Basílica de la Santa Cruz de Florencia, donde la multitud fue demasiado grande para entrar dentro de la iglesia, por lo que el audio de la misa se transmitió a los aficionados, muchos de ellos llorando, que llenaban la plaza adyacente.

El cuerpo de Astori llegó en un coche fúnebre blanco mientras los aficionados ondeaban banderas de la Fiorentina moradas y blancas y levantaban sus bufandas del equipo. Claveles púrpuras y blancos cubrían el ataúd del jugador. “Solo hay un capitán”, cantaban los hinchas mientras lo sacaban de la iglesia después de la misa.

Astori, en su décima temporada de la Serie A, fue encontrado muerto en su habitación de hotel en Udine, donde la Fiorentina debía enfrentarse al Udinese el domingo. Murió víctima de un paro cardíaco, según la fiscalía de Udine. Nacido en Lombardía, en el norte de Italia, Astori se convirtió en el capitán del equipo de Florencia el año pasado. “Siempre ha sido y siempre será florentino”, dijo el cardenal Giuseppe Betori, arzobispo de la ciudad, en la homilía.

Grandes nombres del fútbol italiano como Francesco Totti, Gianluigi Buffon, Giorgio Chiellini o Alessandro Costacurta también asistieron al funeral durante este día de luto decretado por el ayuntamiento de Florencia.