El ‘Imbatido’ rinde Almadén

Valverde repite triunfo por delante de Sagan con una exhibición final en una etapa marcada por el calor asfixiante • El murciano se pone a 37 segundos del liderato antes de La Covatilla

11
Alejandro Valverde celebra su victoria en la meta de Almadén después de superar a Peter Sagan en el exigente final.
Alejandro Valverde celebra su victoria en la meta de Almadén después de superar a Peter Sagan en el exigente final. / EFE
Publicidad

Alejandro Valverde (Movistar) se llevó la victoria en la octava etapa de la Vuelta a España, por delante del eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y tras haber completado un recorrido de 195,1 kilómetros con salida en Linares (Jaén) y llegada en Almadén (Ciudad Real).

Valverde cruzó la línea de meta con escaso margen respecto al actual campeón del mundo, en un masivo esprint final cuya recta definitiva se hizo larga al estar en subida. El murciano consiguió con este triunfo 10 segundos de bonificación de cara a la clasificación general, que todavía sigue encabezada por el francés Rudy Molard (Groupama-FDJ).

Molard salvó sin excesivos problemas un trayecto plano y largo con un pequeño puerto de montaña de 3ª categoría, aunque lejos de meta. No obstante, los últimos kilómetros ‘picaban’ hacia arriba y ahí Valverde se desenvolvió con mayor destreza que el portador del maillot rojo de líder.

“La verdad es que sí me he sorprendido a mí mismo. Me habían dicho que era muy duro y que ‘atentos, que os pueden picar hasta tiempo’. Y yo digo ‘no voy a disputar la etapa, voy a limitarme a no perder tiempo’. Y mira, le he cogido la rueda a Sagan; he podido ir a su rueda, a su rueda, y luego remontarlo. Yo sé que estoy bien, pero me ha sorprendido”, reiteró Valverde ante los micrófonos de Teledeporte al terminar la etapa.

“Creo que vamos muy bien, llevamos dos victorias de etapa en esta Vuelta. Está saliendo todo bien; es cierto que queda muchísimo, pero no nos vamos a quejar, está saliendo todo a pedir de boca. Mañana [por hoy] es ya etapa de montaña… montaña, montaña. Ahí realmente se va a ver quién puede optar a estar en el pódium de esta Vuelta”, comentó.

La etapa se disputó bajo un intenso calor, a veces por encima de los 40ºC, y repitiendo el guion de una escapada que el pelotón mantuvo bajo control. Al igual que en las etapas anteriores, el primer ataque sí cuajó y nada más salir de Linares se fugó un trío formado por Tiago Machado (Katusha), Jorge Cubero (Burgos BH) y Héctor Sáez (Euskadi-Murias).

Llegaron a tener hasta 12 minutos de ventaja, pero los equipos de los velocistas empezaron a tirar hacia adelante junto al Groupama-FDJ, equipo del líder. De esta manera, lograron reducir la diferencia a un ritmo de 1 minuto cada 10 kilómetro, neutralizando a los escapados a 5 de la conclusión.

En la recta de llegada, Iván García Cortina fue el primero en esprintar hasta que Sagan, a su rueda, lo superó a unos 200 metros. Entonces fue cuando apareció la figura de Valverde a la izquierda del eslovaco, adjudicándose el triunfo en la víspera de disputarse la primera etapa de alta montaña con meta en La Covatilla (Sierra de Gredos).