Hamilton se pasea con Alonso y Sainz en los puntos

El inglés domina de principio a fin en Hungaroring y gana por delante de Vettel y Raikkonen para ampliar su ventaja en el Mundial • El asturiano termina octavo y el madrileño noveno

51
Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Hungría.
Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Hungría. / EFE
Publicidad

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó el Gran Premio de Hungría, ampliando así su ventaja como líder del Mundial de Fórmula 1, tras una carrera bajo intenso calor y en la que Fernando Alonso (McLaren) fue octavo mientras Carlos Sainz (Renault) terminó en la novena posición.

Hamilton lideró de principio a fin las 70 vueltas al circuito de Hungaroring, merced a la pole que había logrado un día antes al desenvolverse mejor que nadie bajo los chubascos. Y en un trazado donde es tan complicado adelantar, pese al drástico cambio de climatología, hizo buena su primera plaza por delante del alemán Sebastian Vettel y del finlandés Kimi Raikkonen (ambos de Ferrari).

Por otra parte, Carlos Sainz desperdició su quinto lugar en la parrilla sabatina y cedió bastantes puestos en el Gran Premio, lastrado por un doblaje que le hizo Vettel y por el tráfico que ‘ipso facto’ provocó esa situación. Pilotos como el danés Kevin Magnussen (Haas) taponaron al español de Renault, quien tampoco acertó junto a sus ingenieros en la elección de neumáticos. Un lance que sí favoreció al asturiano Fernando Alonso, que el día de su 37 cumpleaños volvió a puntuar.

Vettel y el propio Sainz fueron los únicos del top 10 en salir con ruedas de compuesto blando, mientras que los demás llevaban el ultrablando. Similar estrategia para objetivos bien distintos, pues el alemán debía apostar fuerte para no perder de vista a un Hamilton sin sobresaltos de camino al triunfo; por contra, al madrileño le valía con puntuar y seguir con su progresión en una zona menos noble de la clasificación mundialista.

Cuando se apagó el semáforo, Vettel cumplió con ese pronóstico y adelantó a su compañero Raikkonen. Pero poco más se animó la carrera al inicio, destacando el mal desempeño de Sainz hasta bajar a la octava posición tras las dos primeras curvas y a la vez que Alonso se quedaba igual, tranquilo desde la undécima posición.

Un ‘safety car’ virtual en la vuelta 6, propiciado por el parón sufrido en el coche del neerlandés Max Verstappen (Red Bull), sirvió para que de inmediato el francés Romain Grosjean (Haas) adelantase al paciente y cumpleañero Alonso. No obstante, esta duodécima prueba del Mundial no ganó en emoción hasta que empezó el baile de ‘boxes’ en la vuelta 15.

El espejismo de Sainz

Raikkonen fue el primero de los hombres de cabeza en pasar por su garaje, seguido por Sainz en la vuelta 26 para montar sus neumáticos medios. Incluso una mala parada de Magnussen, en la vuelta 32, a punto estuvo de beneficiar al madrileño para recuperar posiciones; sin embargo, fue un espejismo y la suerte le fue esquiva hasta el desenlace.

Por delante, una malísima parada de Vettel en la vuelta 40 zarandeó los planes de las escuderías. El germano salió con ruedas ultrablandas por detrás del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), pese a llevar mejor ritmo que éste. Parecía una batalla perdida para Ferrari, que casi sin querer se topó con un doble podio escoltando a Hamilton.

Eso sucedió después de que Bottas dosificase mal sus ruedas y viese cómo Vettel le comía terreno vuelta a vuelta, giro a giro. En el tramo final del Gran Premio, el segundo clasificado del Mundial pugnó con el finlandés hasta adelantarlo, ralentizando todo su ejercicio y dejando que Raikkonen también se les acercase.

Con el alemán y el dúo finlandés luchando por el podio, Bottas tocó la rueda trasera izquierda del monoplaza de Vettel y se salió del circuito. Su compatriota se encaramó a la tercera plaza y completó el amargo doblete de Ferrari a rebufo de Hamilton, mientras que por detrás de nuevo Bottas tuvo un accidente con el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

Pero el ‘aussie’ aguantó en el cuarto puesto pese al toque, resarciéndose del mal sabor de boca que había en su equipo por el abandono de Verstappen. Y así se llegó hasta la bandera a cuadros, con el líder Hamilton aventajando ya en 24 puntos a Vettel en la general del Mundial (213 frente a 189).