Hamilton extiende su legado en otro doblete de Mercedes

El inglés logra su tercera victoria seguida en Montmeló y es líder del Mundial por delante de Bottas • Meritoria octava posición de Sainz

16
Hamilton celebra con el presidente de honor de Mercedes, Dieter Zetsche.
Hamilton celebra con el presidente de honor de Mercedes, Dieter Zetsche. / EFE
Publicidad

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó el Gran Premio de España de Fórmula 1, disputado en el Circuito de Barcelona-Cataluña, en su tercer triunfo consecutivo en Montmeló, y logra además el liderato en el Mundial al superar a su compañero Valtteri Bottas, segundo, mientras que Carlos Sainz (McLaren) terminó en los puntos de nuevo tras remontar cuatro posiciones ante su afición.

Hamilton salía segundo en la parrilla de salida y le cogió el interior de la primera curva a Valtteri Bottas, que se durmió y perdió la ventaja de la pole. No hubo cambios en la carrera, dominada de principio a fin por el británico, que además logró un punto adicional al hacerse con la vuelta rápida en carrera para reforzar su recuperado liderato en el campeonato. Ahora, el británico lo domina con 112 puntos, por los 105 de su compañero de equipo.

Quinto doblete en cinco carreras para Mercedes para salvar la primera carrera de la gira europea en la que, en teoría, los equipos traían varias mejoras. No les importó para nada a las ‘balas plateadas’, que siguen con su particular batalla, dejando muy por detrás a sus rivales pese a la entrada, en el tramo final de la carrera, del ‘safety car’ que apretó las cosas.

Es la tercera victoria consecutiva para Lewis Hamilton en el Circuito de Barcelona-Cataluña, la cuarta en su carrera. Y la logró en la primera curva, en la primera vuelta, superando a un Bottas que reportó tras la carrera un pequeño problema en su monoplaza. Pero después no fue capaz de inquietar a su compañero y rival, que tenía una ventaja oscilante entre los 7 y los 11 segundos.

Tercero fue el holandés de Red Bull Max Verstappen, tras otra buena carrera en Barcelona para él y siendo mejor que los Ferrari de Sebastian Vettel, cuarto, y Charles Leclerc, quinto. La ‘Scuderia’ tenía depositadas expectativas y esperanzas para esta carrera, pero la nueva unidad de potencia no pudo servirles ni para firmar podido. Eso sí, Leclerc y Vettel protagonizaron un buen duelo entre ellos, órdenes de equipo incluidas.

Pierre Gasly (Red Bull), Kevin Magnussen (Haas), Carlos Sainz (McLaren), Daniil Kvyat (Toro Rosso) y Romain Grosjean (Haas) completaron el Top 10 y la zona de puntos. Sainz fue octavo y, con otra remontada en ‘casa’, puntúa de nuevo en Montmeló pese a salir duodécimo. Séptimo en Bakú, vuelve a situar a su MCL34 en la zona de puntos con una notoria octava posición.

Un incidente en la vuelta 46 dio emoción a la carrera. Lance Stroll (Racing Point) y Lando Norris (McLaren) se tocaron en las primeras curvas, tras llegar parejos a final de recta, y se fueron de la pista dejando gravilla en ella. Entró el ‘safety car’, que estuvo en pista hasta el final de la vuelta 52. Y, la segunda salida del Gran Premio, no defraudó.

Con los coches juntos no hubo baile de posiciones, pero sí hostilidades entre Red Bull y Ferrari, con Verstappen defendiendo su tercera plaza ante Sebastian Vettel y Pierre Gasly poniendo en apuros al monegasco Leclerc, que no obstante también retuvo su posición. Por detrás sí hubo guerra civil entre los Haas, de la que se benefició Sainz para seguir ‘triunfando’ en Barcelona, aunque sigue siendo Hamilton con su Mercedes el auténtico ‘conde’.