Groenewegen vence al esprint en una etapa tranquila y sin sorpresas

Van Avermaet sigue líder en una jornada en que no se registraron cambios entre los líderes

12
Séptima etapa del Tour de Francia
El ciclista holandés Dylan Groenewegen (c) del equipo Lotto Jumbo celebra su victoria en la séptima etapa. / EFE
Publicidad

El ciclista Dylan Groenewegen (LottoNL-Jumbo) se impuso en la séptima etapa del Tour de Francia, disputada entre Fougères y Chartres sobre 231 kilómetros, en una jornada plácida resuelta al esprint con el holandés siendo el más fuerte y con Greg Van Avermaet (BMC) todavía de líder.

Sin más historia que ir restando kilómetros hasta la meta en Chartres, localidad en la que predomina su Catedral, la sorpresa llegó de la mano de Groenewegen, que dejó sin opción a Fernando Gaviria (Quick-Step Floors) o Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), segundo y tercero.
El gran protagonista sin triunfo de la etapa fue el francés Laurent Pichon (Fortuneo – Samsic), que vio culminada su escapada en solitario a 38 kilómetros de la meta sin ningún tipo de piedad por parte del gran grupo.

Pese a que intentó luchar para no ser engullido, Pichon no pudo dar más a su equipo que las horas de fuga y de presencia televisiva. Sin ayuda en la escapada, y pese a la calma del pelotón, finalmente tuvo que rendirse una vez que el gran grupo empezó a acelerar el ritmo.
Con fuerzas, por el bajo ritmo medio en esta etapa que sí se podría llamar ‘de transición’, el pelotón llegó a Chartres dispuesto a batallar por el triunfo y, entonces sí, se vio un espectáculo entre varios contrincantes que no defraudó.

El tren del Quick-Step Floors funcionó, dejando a su esprinter Gaviria en primera posición justo en la última suave curva antes de meta. Pero por fuera, pese a tener el colombiano el interior y la valle bien salvados, apareció Groenewegen para, imparable, adelantarle y sumar su segunda victoria parcial en el Tour de Francia, tras la etapa del año pasado.

Intentaron estar en la pugna, además de Gaviria y Sagan, que sigue de verde como líder de la regularidad con su tercera posición, hombres como Arnaud Démare (Groupama-FDJ) o Christophe Laporte (Cofidis), pero los galos no tuvieron suficiente energía para celebrar la victoria ante los suyos.

Inteligente, el líder Van Avermaet reforzó su maillot amarillo como líder de la general provisional al sumar tres segundos en el punto bonificado de la jornada, novedad en este Tour de Francia y que estará presente en las nueve primeras etapas.

El belga del BMC Racing Team tiene ahora 6 segundos sobre el segundo clasificado, el galés Geraint Thomas (Team Sky) y 8 segundos sobre su propio compañero Tejay Van Garderen. De este modo, parece que seguirá vistiendo de amarillo dos etapas más.

Y es que hoy, antes de la llegada el domingo a Roubaix con el infierno de los adoquines, se vuelve a presentar una etapa plácida entre Dreux y Amiens sobre 181 kilómetros. Una octava etapa de nuevo llana, pero más corta, preparada para otra batalla al esprint.

El ciclista español Alejandro Valverde (Movistar Team) declaró, tras la séptima etapa del Tour que etapas como la de ayer “no tienen ningún sentido” debido a la duración de la misma.
“Quería estar bien colocado en los momentos importantes para que no me pillara ningún corte. Todo el equipo ha estado muy bien y eso es importante, pero pienso que etapas así son demasiado. 231 kilómetros, que con la neutralizada acaban siendo 240, para mí no tienen ningún sentido, pero es lo que hay”, afirmó en declaraciones facilitadas por su equipo.

FuenteEuropa Press
Compartir