Griezmann: “Si he de pedir perdón, en el campo es donde hablo mejor”

El francés afirma en su presentación con el Barça que no se arrepiente del documental en el que anunció que seguiría en el Atleti • Promete limar las asperezas con “asistencias” a Messi

26
Griezmann (izq), que lucirá el dorsal 17, junto a Bartomeu (dcha). / EFE
Publicidad

El francés Antoine Griezmann aseguró, en su presentación como nuevo jugador del Barcelona, que “si hay que pedir perdón” al aficionado azulgrana por el documental ‘La decisión’, en el que el año pasado anunció su continuidad en el Atlético de Madrid, lo hará “en el campo”.

En su primera comparecencia como nuevo futbolista azulgrana, el delantero galo tuvo palabras de agradecimiento hacia su exequipo, desveló que el año pasado decidió seguir en Madrid por cuestiones familiares y se rindió ante el argentino Lionel Messi, al que calificó de el “LeBron James del fútbol”.

Griezmann, que lucirá el número 17 porque el 7 ya lo tiene adjudicado el brasileño Philippe Coutinho, compareció acompañado en el Auditorio 1899 del Camp Nou por el presidente Josep Maria Bartomeu y el secretario técnico Eric Abidal.

Un año después de que anunciara que se quedaba en el Atlético de Madrid y rechazara, así, la oferta azulgrana, el delantero de Mâcon firmó por el Barcelona hasta junio de 2024.

“Tengo una familia, una hija que estaba en el colegio, mi mujer la veía bien en Madrid y, por ello, no estaba preparado para dar ese paso. Pensaba que me faltaba algo más en el Atlético y este año ha sido diferente”, razonó.

A diferencia del año pasado, Griezmann no anunció su futuro con un documental. Pese a las críticas que suscitó ‘La decisión’ en el barcelonismo, no se arrepiente de haberlo hecho.

“Puedo haber hecho algunas cosas mal, pero nunca me he arrepentido del documental, porque es algo que quería hacer en ese momento. No jugué con ninguna de las dos partes. Lo más importante es que al final estamos juntos. Si hay que pedir perdón será en el campo, donde mejor lo hago”, aseveró.

En este sentido, se refirió también a un posible enfado de Lionel Messi y Luis Suárez por no haber fichado por el Barcelona el año pasado, cuando expresaron públicamente su deseo de jugar con el delantero francés.

“Puede ser, puede ser (que se enfadaran)…pero con asistencias podemos arreglarlo todo”, contestó entre risas Griezmann, quien de Messi dijo que “va a ser un leyenda para mi hijo y para los hijos de mi hijo”.

En el plano deportivo, Griezmann llega al Camp Nou con la intención de “dar profundidad, juego a un toque, asistencias, goles y alegría” y se pone como objetivo ganar la Liga de Campeones y la Liga Santander.

“He hablado un poco con Valverde, ya entraremos en los temas tácticos. He trabajado para ser un jugador importante en cualquier posición del campo. Lo único que me importa es hacerlo bien para ayudar al equipo”, apuntó.

Pese al comunicado del Atlético de Madrid considerando que el Barcelona debe pagar 200 y no 120 millones de euros de la cláusula de rescisión por su contratación, Griezmann solo tuvo palabras de elogio hacia el club rojiblanco.

“Quiero agradecer a la Real Sociedad, que me dio mi primer contrato profesional, luego al Atlético, al presidente Cerezo y al Cholo Simeone que me han ayudado a ser un jugador importante para mi club y para mi selección”, subrayó.

Las pruebas del Atleti

Por su parte, Josep Maria Bartomeu, aseguró que el Atlético de Madrid no tiene pruebas de que el Barcelona pactara con Antoine Griezmann su nuevo contrato antes del 1 de julio, momento en el que la cláusula de rescisión del francés bajaba de los 200 a los 120 millones.

En la presentación del delantero francés como nuevo jugador azulgrana, Bartomeu se refirió al comunicado del club rojiblanco en el que consideraba que los 120 millones de euros es «insuficiente para hacer frente a su cláusula, ya que el “compromiso” del futbolista “se cerró antes” de que ésta pasara de 200 a 120 millones.

“He hablado con ellos y no creo que exista ninguna prueba. Entiendo que el Atlético defienda sus intereses, pero no veo que tenga ninguna evolución positiva, porque no hay pruebas ni nada. Contactamos con el entorno de Antoine (Griezmann) a finales de mayo, cuando anunció que dejaba el Atlético, y no hubo nada ni a finales de marzo ni a finales de abril”, defendió Bartomeu.