Griezmann salva al Atleti

Doblete y asistencia del francés para aupar a los rojiblancos al coliderato y volver a ganar fuera de casa más de dos meses después (2-3) • El Valladolid roza la épica al remontar un 0-2

12
Los jugadores del Atlético de Madrid felicitan a Griezmann (7) tras marcarle un gol al Valladolid.
Los jugadores del Atlético de Madrid felicitan a Griezmann (7) tras marcarle un gol al Valladolid. / LaLiga
Publicidad

Un doblete de Antoine Griezmann permitió ganar al Atlético de Madrid en su visita al Real Valladolid (2-3) en la decimosexta jornada en Primera División, después de una encomiable reacción de los locales, que llegaron a igualar el marcador tras ir perdiendo 0-2 en el tiempo de descanso.

El francés tuvo que sacar las castañas del fuego una vez más. Asistió en el primero, marcó el segundo e hizo lo propio con el tercero para sofocar el despertar de los locales. El Atleti se lleva los tres puntos de Zorrilla gracias a su baluarte, a la bandera que le da licencia para compartir el liderato con el FC Barcelona.

Los de Simeone aguantaron el chaparrón inicial de su rival, que llevó la iniciativa con mucha decisión, para sacudir a continuación con un zarpazo inapelable. El Valladolid dominó todos los parámetros del juego, pero el primer gol del partido llevó la firma del Atlético. Un clásico en la filosofía del ‘cholismo’.

Los de casa, aupados por su lateral Nacho, respondieron con dos oportunidades muy claras en botas de Óscar Plano y Enes Ünal. Ambos remataron con su zurda, pero ninguno pudo marcar a Oblak, otro de los destacados en el cuadro colchonero.

El ex del Alcorcón la tiró rozando el larguero y el turco la mandó picuda al palo más lejano. Se cocinaba el tanto blanquivioleta, o al menos, esas fueron las sensaciones para un Pucela que sigue peleado con la estadística cuando juega de local. Los de Sergio González ya acumulan más de dos meses sin ganar ante su público.

Las dos buenas ocasiones (sumadas a la posesión) dieron al Valladolid la posibilidad de jugar de ‘tú a tú’ al conjunto rojiblanco, pero ya se sabe que el Atleti necesita muy poco para hincar el diente a sus rivales. Sin apenas haber asomado en el área rival, la primera buena triangulación supuso el 0-1 en Zorrilla.

Del VAR al miedo

Rodrigo cortó el ataque rival, Correa prolongó a Griezmann y el francés regaló el balón a Kalinic tras un pase entre las piernas de Kiko Olivas. La jugada fue exquisita y el delantero croata definió al primer toque con mucha clase. La cuesta empezaba a declinarse para los rojiblancos cuando sus méritos estaban lejos del equipo vallisoletano.

Para colmo local, el Atlético olió sangre y supo aprovecharlo en una nueva jugada que requirió del VAR. Griezmann lanzó desde la frontal del área y su disparo golpeó en la mano de Olivas. La jugada continuó con una gran parada de Masip, pero en cuanto salió el balón del terreno de juego, el árbitro decidió consultar el videoarbitraje. Undiano no lo dudó y señaló penalti. Griezmann marcó por la escuadra y enervó a la grada local con una celebración infantil sobre el mismo punto de castigo.

El equipo de Sergio, ilusionado en las últimas fechas desde la llegada de Ronaldo como máximo accionista, contagió a la grada con una reacción increíble. En apenas siete minutos igualaron el partido en dos jugadas a balón parado. La primera fue de Calero, con el permiso de Filipe, y la segunda de Unal, con la ayuda de Saúl.

El 2-2 redibujó un nuevo partido, el Valladolid levantó el pie del acelerador y el Atlético necesitó diez minutos para recomponerse. Otro de los síntomas del estilo rojiblanco. Gol y paso atrás. Así se metió el Valladolid en el partido, algo que tuvo que enmendar Griezmann en un barullo dentro del área.

Quedaban diez minutos y Savic vio la luz en la banda izquierda. Griezmann recogió el guante y reventó a Masip con un zapatazo que acabó en el fondo de las mallas. El gol alivió a un Atlético que vuelve a ganar lejos del Metropolitano dos meses y medio después. Una victoria importante para no perder el tren de la Liga a falta de una sola jornada para el paréntesis de las Navidades.

VALLADOLID 2-3 ATLÉTICO DE MADRID

REAL VALLADOLID: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Keko, Míchel (Borja Fernández, min.86), Alcaraz; Toni Villa (Leo Suárez, min,75), Óscar Plano (Verde, min.84) y Enes Unal.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Arias, Savic, Godín, Filipe Luis (Thomas, min.59); Rodrigo, Saúl, Koke, Correa (Gelson, min.75); Griezmann y Kalinic (Vitolo, min.69).

GOLES

0-1, min.25, Kalinic.
0-2, min.45+1, Griezmann, de penalti.
1-2, min.57, Calero.
2-2, min.63, Saúl, en propia puerta.
2-3, min.80, Griezmann.

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó con tarjeta amarilla a Óscar Plano (min.23), Toni Villa (min.27) y Kiko Olivas (min.45) en el Valladolid y a Koke (min.78) en el Atlético de Madrid.

ESTADIO: Municipal José Zorrilla. 22.585 espectadores.