Publicidad

El Atlético de Madrid busca confirmar en el Wanda Metropolitano (16.15 horas/beIN LaLiga) su mejoría en la visita de una Real Sociedad dolida tras su sorprendente eliminación en la Copa del Rey, en un encuentro en el que los de Simeone tratarán de seguir manteniendo su portería a cero.

Tras sentenciar en la vuelta de los dieciseisavos de final el miércoles ante el Elche (3-0), los del Cholo esperan asentarse en la regularidad para comenzar a remontar puntos en la competición doméstica, en la que marchan a ocho del líder Barça. La victoria ante el Levante (0-5) y el empate de los azulgranas en Mestalla (1-1) permitió recortar distancias.

Su mejoría, además, ha comenzado desde su propia portería, imbatida en los últimos partidos gracias a la efectividad de su defensa y a los reflejos de Oblak. Así, los colchoneros han anotado once tantos y han mantenido la meta a cero en sus últimos cinco compromisos en todas las competiciones, una condición que esperan mantener.

Bajo esta premisa, los rojiblancos reciben a un rival dolido, sorprendido por un Segunda B como el Lleida, que mostró sus vergüenzas dejándole fuera del torneo copero con un memorable partido (2-3). A pesar de ello, el preparador argentino reiteró que no deben confiarse y que deben tener cuidado con un rival que llegará con extra de motivación.

“Seguramente vendrán mucho más atentos y concentrados. El equipo tiene que apretar como buen equipo que son. Les ha tocado ir ganando 2-0 y quedar fuera. Esto será una motivación; es normal que intenten estar más juntos y más fuertes después de un golpe”, advirtió Simeone en la previa.

La dupla gala

Junto a Gameiro, el compañero con el que se siente “más cómodo”, como reconoció el propio técnico argentino, Griezmann volverá a enfrentarse a su pasado, una Real en la que militó de 2009 a 2014. El delantero francés ya ha anotado en dos de los tres encuentros disputados de rojiblanco como local.

Mientras, los de Eusebio regresan a la Liga con una dura resaca; un tanto postrero de Bojan Radulovic dejaba al cuadro txuri-urdin fuera de torneo copero, una de las tres competiciones en las que estaba inmerso el equipo. En la competición doméstica, los vascos acumulan dos empates consecutivos ante Girona (1-1) y Las Palmas (2-2), unos resultados que les han apeado de los puestos europeos, a dos puntos del Villarreal.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir