Gil Marín: “Ningún jugador es imprescindible en el Atlético”

El consejero delegado rojiblanco celebra el “mejor momento de su historia” que vive el club • “Todos los que forman parte de este proyecto tiene que estar implicados al máximo”, afirma

20
El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, en un evento pasado.
El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, en un evento pasado. / E.P.
Publicidad

El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, comentó ayer que “el primer equipo vive un momento mágico” al luchar cada temporada por los máximos títulos, nacionales e internacionales, subrayando además que “todos los jugadores son importantes, ninguno imprescindible”, en alusión a los rumores de despedida del defensa Lucas Hernández rumbo al Bayern.

“Estamos viviendo el mejor momento de nuestros más de 115 años de historia. A nivel deportivo, el primer equipo vive un momento mágico. Competimos con los más grandes en todas las competiciones. En la Liga estamos bien clasificados. La pasada Liga terminamos segundos, por encima de nuestro eterno rival”, dijo Gil Marín en una entrevista con los medios oficiales del club.

“Todos los jugadores son importantes, ninguno imprescindible. Los únicos imprescindibles son el grupo y el club. Por ello, es necesario comprender que, cuando un jugador no se siente capaz de dar lo máximo o no quiere hacerlo por el motivo que sea, lo mejor en aras a mantener nuestro nivel actual de eficiencia es alcanzar un acuerdo que consiga un cierto equilibrio entre los intereses económicos y deportivos del club con los del jugador”, aseveró.

Gil Marín también destacó el cuarto lugar del Atleti en el ranking UEFA. “Estar tantos años en los puestos más altos, cuando somos el club 13 de Europa en ingresos, demuestra nuestro nivel de eficiencia”, opinó. “Además, el equipo femenino volvió a proclamarse campeón de Liga, por segundo año consecutivo dando una nueva lección de compromiso y eficacia”, añadió sobre otra sección exitosa de su entidad.

Equipo femenino

“El Atlético de Madrid Femenino sigue siendo un ejemplo a seguir por todos. Pero, por encima de todos sus éxitos deportivos, son nuestra mejor representación de equipo que porta y transmite los valores del deporte; esfuerzo, humildad, sacrificio, solidaridad, entusiasmo y profesionalidad que caracterizan a nuestra entidad”, indicó al respecto.

Tras calificar de “momento ideal” el desempeño de las categorías inferiores, presagió un buen 2019. “Será el año de la inauguración de la sede de Alcalá de Henares, del inicio de las obras de la sede de Alcorcón; y espero, y confío, del acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para el desarrollo de la Ciudad del Atlético de Madrid, proyecto que para mí se ha convertido en un reto, un sueño, el objetivo esencial de mi periodo como gestor del club”, admitió.

“El esfuerzo para alcanzar un presupuesto de 407,8 millones de euros ha sido enorme; pero, en comparación con otros clubes europeos, nos sigue situando en el puesto 13 por ingresos, mientras que en lo deportivo nos movemos entre los primeros lugares”, recalcó.

“Insisto en que es fruto de la eficiencia, de obtener el máximo rendimiento con nuestros recursos. Por eso debemos tener claro que todos los que formen parte de este proyecto tienen que estar implicados al máximo. Para lograr esa eficiencia que nos permite competir con clubes que doblan nuestro presupuesto necesitamos un compromiso total, es imposible conseguirlo con menos”, agregó.

“El club está haciendo esfuerzos muy por encima de sus posibilidades reales para retener el talento e incorporar nuevos jugadores. Somos el club que destina un mayor porcentaje de sus recursos a la adquisición de talento y a los salarios de jugadores y cuerpo técnico. En estos momentos, el 78% de nuestro presupuesto”, recordó.

“Tengo la ilusión de dejar un legado, el de haber contribuido de manera activa al crecimiento social y deportivo del club, y el de haber dejado unas instalaciones modernas; como es el Wanda Metropolitano y como lo serán las nuevas sedes de la Academia”, reiteró.

“El reto es crear la mejor instalación deportiva de Europa, en el llamado Anillo Olímpico, donde el Metropolitano será el corazón de la ciudad deportiva, pero donde el resto de la superficie (un millón de metros cuadrados) se convierta en un lugar para disfrutar del ocio y el entretenimiento”, concluyó.