Gallopin sorprende al grupo y Valverde se pone segundo

El francés gana en Pozo Alcón su primera etapa en línea del año • Molard conserva el rojo y Kwiatkowski cede tiempo por una caída

17
Tony Gallopin celebra su victoria en la meta de Pozo Alcón tras aguantar al pulso al pelotón de favoritos.
Tony Gallopin celebra su victoria en la meta de Pozo Alcón tras aguantar al pulso al pelotón de favoritos. / EFE
Publicidad

El francés Tony Gallopin (AG2R La Mondiale) se impuso en la séptima etapa de la Vuelta a España, disputada entre Puerto Lumbreras y Pozo Alcón sobre 185,7 kilómetros, al imponerse en un gran final al resto de favoritos, mientras que Rudy Molard (FDJ) sigue líder.

Una etapa que no prometía demasiado sobre el papel dejó un final trepidante, duro, con varios ataques de hombres importantes como Emanuel Buchmann (Bora-Hansgrohe) o George Bennet (LottoNL-Jumbo) que no pudieron ser tan efectivos como el de Gallopin, que pilló a contrapié al resto.

Gallopin, en su primera victoria en una etapa en línea del año, logró un colchón de cinco segundos de margen sobre el gran grupo, que lideró un Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) que se quedó sin premio pese a superar con autoridad a los españoles Alejandro Valverde (Movistar) o Eduard Prades (Euskadi-Murias).

La etapa tuvo una fuga consolidada, integrada por Alexis Gougeard (AG2R La Mondiale), Michael Woods (Education First-Drapac), Floris De Tier (LottoNL-Jumbo), Nicola Conci (Trek-Segafredo), Edward Ravasi (UAE Team Emirates), Alex Aranburu (Caja Rural-Seguros RGA) y Óscar Rodríguez (Euskadi-Murias).

Caída de Kwiatkowski

Woods, su último superviviente, fue cazado a 500 metros de coronar el Alto del Ceal (3ª categoría), de 4,5 kilómetros al 5,4% de pendiente media que se coronó a sólo 12,7 kilómetros de la llegada. Un alto que fue punto de inflexión, pues cerca de él pinchó Dan Martin (UAE Team Emirates), tuvo problemas mecánicos Nairo Quintana (Movistar) y se fue al suelo Michal Kwiatkowski (Sky).

Lluis Mas (Caja Rural-Seguros RGA) atacó en el descenso de este último puerto de la etapa, provocando una cadena de ataques como el de Wilco Kelderman (Sunweb), al que le siguieron tres corredores y finalmente también Alejandro Valverde (Movistar), que era candidato a ganar la etapa.

Poco después, en un repecho en Hinojares —esprint intermedio— a 7 kilómetros de la línea de meta, George Bennett (LottoNL-Jumbo) y Gianluca Brambilla (Trek-Segafredo) probaron fortuna y fue el español Jesús Herrada (Cofidis) quien estuvo de cerca de lograr escaparse.

Gallopin gana el pulso

Finalmente, a 2 kilómetros de la meta, Gallopin atacó de entre el reducido grupo de cabeza y no sólo llegó alcanzar a Herrada sino que superó con fuerza al excampeón español para irse en solitario hacia la victoria, ganando un buen pulso a un grupo en el que Sagan y Valverde entraron en cabeza.

Gallopin, con este triunfo, la diferencia marcada y las bonificaciones, es ahora quinto en la general provisional a 59 segundos de Rudy Mollard (Groupama-FDJ), que logró retener el maillot rojo de líder en una jornada bastante plácida para sus intereses.

La octava etapa partirá hoy de Linares y llegará a Almadén tras 195,1 kilómetros, con un recorrido llano y largo con un sólo pequeño puerto de 3ª categoría, lejos de meta. No obstante, los últimos kilómetros pican hacia arriba y, salvo fuga, será otra oportunidad para hombres potentes como Sagan, Kwiatkowski o Valverde.