Froome cierra el círculo en Roma

El británico añade el Giro a sus cuatro Tour de Francia y una Vuelta a España

26
Froome levanta el trofeo del Giro.
Froome levanta el trofeo del Giro. / EFE
Publicidad

El británico Chris Froome (Sky) conquistó ayer su primer Giro de Italia al acabar como líder de la clasificación general, tras disputarse la vigesimoprimera y definitiva etapa íntegramente por las carreteras y calles de Roma sobre 118 kilómetros, que se adjudicó al esprint el irlandés Sam Bennett (Bora-Hansgrohe).

Froome aumentó con este nuevo entorchado su larguísimo palmarés, donde antes de este Giro ya lucían cuatro coronas del Tour de Francia y una de la Vuelta a España. Sin embargo, todavía falta que se resuelva por vía judicial su posible sanción por dopaje, en caso de que confirmen el positivo que dio tras haber usado un broncodilatador (Salbutamol) en la Vuelta de 2017.

En la última jornada de esta 101ª edición del Giro, los tiempos fueron neutralizados por la dirección de carrera debido a la peligrosidad del circuito sobre el asfalto y el adoquinado de Roma. El triunfo en meta se lo llevó Bennett, siendo el más rápido de un esprint que culminó una escapada que varios kilómetros antes había partido en dos al pelotón y que había provocado el descuelgue de Froome sin consecuencias de cronometraje.

Con esa relajación, el portador de la ‘maglia rosa’ se coronó tras dar diez vueltas a un circuito de 11,8 kilómetros por las calles de la capital italiana. Los corredores pasaron por lugares emblemáticos como la Vía Nazionale, la Piazza del Popolo, las cercanías de la Piazza Navona, los aledaños del Circo Massimo o el famoso Coliseo antes de alcanzar la meta dispuesta en la Vía dei Fori Imperiali.

Hubo varios estirones en la treintena de cabeza, fraguándose una fuga a 7 kilómetros del final formada por cinco hombres: Florian Senechal (Quick-Step), Mattia Cattaneo (Androni Giocattoli-Sidermec), Tony Martin (Katusha), Ryan Mullen (Trek-Segafredo) y Danny van Poppel (Lotto NL-Jumbo). Pese a su esfuerzo, la jerarquía de los esprinters estaba en juego y los alcanzaron en el desenlace; así, Bennett adelantó al italiano Elia Viviani (Quick-Step) en el tramo final, logrando con ello su tercera victoria de etapa en este Giro 2018.

Viviani, a tenor de esta segunda plaza, ganó el maillot ‘ciclamino’ de la clasificación por puntos. Mientras tanto, Froome cruzó la meta de Roma con casi 17 minutos y medio de desventaja respecto al ganador de la jornada, pero lo hizo muy relajado y escoltado por su equipo. Precisamente el Sky se adjudicó el triunfo en la clasificación general por equipos, por delante del Astana (en la segunda plaza) y del Bora-Hansgrohe (en el tercer lugar).

Froome hizo doblete al conquistar también el maillot ‘azzurro’ de la montaña. Pero lo importante para él fue su éxito en la tabla absoluta, con un podio que completaron el neerlandés Tom Dumoulin (Sunweb), a 46 segundos de la ‘maglia rosa’, y el colombiano Miguel Ángel López Moreno (Astana ), a 4:57 del líder Froome. El ‘cafetero’ incluso se llevó el maillot blanco que acredita al mejor ciclista joven del Giro.

Compartir