Ewan hace doblete antes del cambio de escenario

El pelotón del Giro afronta hoy el primer gran puerto, a 32 kilómetros de meta, tras otro día plácido

9
Caleb Ewan (centro) cruza primero la meta de Novi Ligure. / EFE
Publicidad

El australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) ganó la undécima etapa del Giro de Italia, disputada entre Carpi y Novi Ligure sobre 221 kilómetros, en una jornada tranquila en la que se impuso con autoridad a rivales como Arnaud Démare o Pascal Ackermann.

Ewan hizo un esprint prácticamente perfecto desde su preparación y colocación —a rueda de Ackermann, primero— hasta la elección de la vía correcta y con una ejecución poderosa con la que no dio opción alguna a Démare (Groupama-FDJ), Ackermann (BORA-hansgrohe) o Viviani (Deceuninck-Quick Step).

Con sus 1,65 metros de altura, el australiano le ganó la batalla esta vez a Démare. El francés no pudo repetir el éxito del martes pese a cogerle la rueda e intentar pasar por su izquierda. Sí dio la sensación de que con dos o tres metros más hasta la meta podría haberse impuesto, pero Ewan fue mejor esta vez, al igual que en la octava etapa entre Tortoreto Lido y Pesaro.

Sin cambios en la general, con la ‘maglia rosa’ a cargo del italiano Valerio Conti (UAE-Team Emirates), aunque sí en la ‘maglia ciclamino’ de la regularidad que pasa de Ackermann a Démare, la etapa parecía destinada a la llegada masiva al contar con la única fuga de Mirco Maestri, Marco Frapporti y Damiano Cima, que fueron cazados a 25 kilómetros de la meta.

Después de la jornada de descanso del lunes y de dos etapas totalmente llanas consecutivas, hoy se prepara ya un cambio de escenario. La duodécima etapa partirá de Cuneo y llegará a Pinerolo tras 158 kilómetros y con el primer puerto de 1ª categoría en este Giro, un Montoso de 8,8 kilómetros al 9,5% de pendiente a 32 kilómetros de la meta que podría tener suspense.