España ya mira a Rusia

España inicia con una ligera sesión de entrenamiento su preparación para el Mundial de Rusia • Los jugadores del Real Madrid, con permiso, llegarán la semana que viene

31
Los jugadores de la Selección Española tuvieron el primer entrenamiento de cara a preparar el Mundial de Rusia, donde debutarán el 15 de junio ante Portugal.
Los jugadores de la Selección Española tuvieron el primer entrenamiento de cara a preparar el Mundial de Rusia, donde debutarán el 15 de junio ante Portugal. / EFE
Publicidad

La Selección Española comenzó ayer su concentración para preparar el asalto al Mundial de Rusia, en el que debutará dentro 18 días ante Portugal, y lo hizo con una suave sesión en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas (Madrid).

Pese a que la lluvia cayó con fuerza en las horas previas al entrenamiento programado por Julen Lopetegui, los internacionales pudieron trabajar sin esta incomodidad después de que la climatología diese tregua en una sesión abierta al público, al que el tiempo echó un tanto atrás y no abarrotó las gradas como en otras ocasiones, aunque llegaron a dos centenares.

Los jugadores convocados por el seleccionador, a excepción de los madridistas Sergio Ramos, Isco Alarcón, Nacho Fernández, Marco Asensio y Lucas Vázquez, con más permiso por la final de la Liga de Campeones, y con los refuerzos de los Sub-21 Jesús Vallejo, Yeray Álvarez, Unai Núñez, Rodri Hernández, Carlos Soler, Mikel Oyarzabal e Iñaki Williams, acudieron puntuales y antes de las 18.30 horas ya estaban en la residencia de la RFEF.

También fue allí el sexto madridista citado en la lista, el lateral Dani Carvajal, lesionado el sábado, pero que iniciará la recuperación de su problema muscular en el muslo derecho con la selección con la esperanza de poder estar en la cita. “Gracias a Dios ha sido menos de lo que me pensaba”, expresó a su llegada el de Leganés ante los medios.

El defensa madrileño fue la única ausencia en el primer entrenamiento en el que estuvieron los otros 24 futbolistas que tuvieron su primera toma de contacto, marcada por los ejercicios de velocidad para mover el balón y la presión, con la insistencia siempre de hacerlo a uno o dos toques.

En esta ocasión fue una sesión ‘tranquila’ desde la grada, con apoyo a los jugadores de parte de los aficionados, sobre todo a un Andrés Iniesta que fue el centro de atención. El azulgrana, al término del entrenamiento, fue uno de los que se acercó a estos para firmar autógrafos y camisetas.

La Selección realizará ahora otros cinco entrenamientos esta semana antes de partir el sábado hacia la localidad castellonense de Villarreal donde el domingo se medirá en amistoso a Suiza. Tras este partido, volverá a Las Rozas (Madrid) donde entrenará hasta el jueves 7, momento en el que los 23 convocados pondrán rumbo a Rusia, en concreto a Krasnodar, lugar de concentración.