Publicidad

La selección española de balonmano masculino despachó (20-31) ayer a Macedonia para revitalizar sus opciones de alcanzar las semifinales del Campeonato de Europa de Croacia 2017, primer choque de la Main Round, en segunda fase, en donde los ‘Hispanos’ dominaron de principio a fin en el Arena Varazdin.

Los de Jordi Ribera retomaron como un tiro la competición, tras tres días de descanso y preparación, concienciados de jugar sin red. Las aspiraciones de medallas para España recibieron un impulso sin discusión a costa de la invicta Macedonia del técnico español Raúl González. Con un 6-15 al descanso, la actual subcampeona de Europa impuso su ley en el choque.

No bajó el ritmo España en el segundo tiempo, sustentada siempre por un gigante Gonzalo Pérez de Vargas bajo palos (18 paradas y MVP del partido). Tras la derrota ante Dinamarca, los de Ribera retomaron el obligado camino de la victoria para aspirar a uno de los dos billetes a semifinales. Los ‘Hispanos’ suman cuatro puntos antes de medirse a Eslovenia, mañana, y a Alemania, el próximo miércoles.

Con esta victoria, la selección española de balonmano recupera la confianza tras la última derrota ante Dinamarca. El equipo de Jordi Ribera no tuvo su mejor actuación y sufrió el increíble acierto de los daneses, entre ellos Peter Balling, máximo goleador del partido con ocho dianas.

España, apurada por no jugar con alegría no pudo ejecutar un solo gol a contragolpe.