España, a la conquista del mundo con la corona europea como aval

Los ‘Hispanos’ parten en la terna de candidatos a las medallas con el mismo bloque que logró el oro continental en 2018 • Francia y Alemania apuntan a rivales en la segunda fase

15
Foto de familia de la Selección Española de balonmano.
Foto de familia de la Selección Española de balonmano. / EFE
Publicidad

La Selección Española de balonmano afronta el reto del Mundial que se disputa en Alemania y Dinamarca con la credencial de actual campeona de Europa, un título que les sitúa una vez más dentro de la amplia terna de candidatos a pelear por las medallas.

Un año después de proclamarse en Croacia por primera vez en su historia campeones continentales, los ‘Hispanos’ intentarán volver a rayar a su mejor nivel para pelear por los puestos de honor de una cita que tiene la importancia añadida de dar plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020.

Para dejar zanjada su presencia en la capital japonesa, al combinado nacional sólo le vale colgarse su tercer oro tras el histórico de 2005 en Túnez y el de ocho años después en casa, un reto mayúsculo por la competitividad en este deporte, el potencial de los rivales, sobre todo sus anfitriones, y por el camino para llegar a semifinales.

Si no logra el ‘premio gordo’, el equipo de Jordi Ribera debe aspirar al menos a conseguir la mejor posición para asegurarse uno de los Preolímpicos que concede este campeonato hasta su séptimo clasificado.

España quedó encuadrada en un primer grupo, el B, donde el principal escollo es la siempre competitiva y dura Croacia, rival que será el último de esta fase donde la misión es quedar entre los tres primeros y con el mayor número de puntos posibles. Islandia, Macedonia, Baréin, oponente del debut de hoy, y Japón no parecen en teoría grandes escollos para la campeona de Europa.

A partir de ahí, y al contrario que las últimas ediciones, cuando había cruces ya directos, se volverá al formato similar al de los Europeos con una ‘Main Round’ de la que saldrán los cuatro semifinalistas, dos por grupo. La Selección se marcharía junto a los tres del grupo A, donde están Francia, actual doble campeona mundial, y Alemania, que jugaría al ‘calor’ de su enfervorizado público, las dos favoritas sobre Brasil, Rusia, Serbia y Corea, y que endurecen de sobremanera el pase a la pelea por las medallas.

Los ‘Hispanos’, eliminados hace dos años en cuartos por los croatas tras un ajustado 29-30 para poner fin a tres ediciones seguidas en la penúltima ronda, llegan a Múnich, donde jugarán inicialmente, con las buenas sensaciones ofrecidas en el Torneo Internacional donde sumaron positivas victorias ante Arabia Saudí (42-25), Polonia (34-28) y Bielorrusia (40-29).

Además, Jordi Ribera mantiene el bloque con el que lleva trabajando desde su llegada al cargo de seleccionador. De hecho, en este Mundial repiten 16 de los que ganaron el oro europeo el año pasado, liderados por el capitán Raúl Entrerríos, superviviente del triunfo de 2005. La única novedad es el extremo azulgrana Aleix Gómez.